Make your own free website on Tripod.com

Actividades para Desarrollar Destrezas
Hogar ] Arriba ] 20 Elementos de la Exitosa Educación ] [ Actividades para Desarrollar Destrezas ] Bases Bíblicas Para la Educación ] Cambios rápidos en los mosquitos ] El Liderazgo Espiritual No Es Opcional ] Su Relación con la Iglesia ] Entre Mamás -  Febrero 2003 ] Geografía y Escuela de Manejo ] Ideas Prácticas para Animar a los Hijos ] La Naturaleza Revolucionaria de la Educación ] Nuestros Lectores Escriben - Febrero 2003 ] Preguntas y Respuestas ] Volviendo el Corazón de los Padres ] La Última Palabra - Febrero 2003 ]

 

Actividades para Desarrollar Destrezas
por Amber Thissell

Dieciséis años de educar en el hogar han enseñado muchas cosas a nuestra familia. Una de las más importantes es que Dios suple nuestras necesidades. Las Escrituras nos dicen esto, y Dios ha demostrado vez tras vez que nos cuidará.

Hubo ocasiones en las que yo me preguntaba cómo íbamos a conseguir el dinero para el material académico, una computadora, o alguna cosa que los hijos necesitaban para su educación. Dios siempre proveyó en el momento oportuno.

Un año yo estaba utilizando "La Buena Ciencia" y necesitaba clamidia viva de un proveedor de suministros biológicos. Yo ni siquiera sabía que se pudiera comprar esta bacteria ni qué era un proveedor de suministros biológicos, ¡y menos cómo encontrar uno! Recuerdo que elevé una oración desesperada: "Señor, ¿dónde voy a encontrar un proveedor de suministros biológicos?" Más tarde ese miércoles, cuando fui al culto en nuestra iglesia, estaba usando el teléfono en la oficina y vi un calendario con un número telefónico del Proveedor Biológico de Carolina. ¡Sentí una gratitud incontenible por la manera en que el Señor había contestado mi oración desganada y elevada en desesperación!

Durante otro año, escribí en un diario de oración tres cosas que creía que necesitaba, 1) una máquina de escribir eléctrica, 2) una computadora (porque me decían que necesitaba una - ¿cómo podía vivir sin ella?) y 3) un juego de enciclopedias. Cada una de estas cosas iba a costar demasiado para este humilde hogar, pero las pedí en oración y deposité mi fe en que el Señor proveyera lo que yo necesitaba al tiempo indicado. Dentro del año, conseguí cada cosa, y llegaron como regalos del Señor a través de hermanos y hermanas cristianos.

Estos son unos pocos ejemplos que a mí me han enseñado que el Señor se preocupa por nuestras necesidades, ¡y a menudo nuestros deseos! En ese tiempo yo no sabía nada de las capacidades de la computadora y que eventualmente guardaría la máquina de escribir eléctrica, pero usé fielmente esa máquina por una temporada. Al mirar atrás, es simplemente otro ejemplo de cómo el Señor provee algo porque se lo pedí, pensando que lo necesitaba.

También he aprendido que debido a que Dios se preocupa por cada necesidad nuestra, tengo que usar lo que él ha puesto en mi mano hasta que me dé algo diferente. Por ejemplo, una vez pensé que necesitábamos otro libro de matemáticas. Oré acerca de esto y esperé, mientras seguí usando lo que el Señor ya nos había provisto. Al terminar ese libro de texto, me di cuenta de que simplemente necesitábamos ser diligentes y resolver las dificultades.

¿Necesitas algo para tu escuela en el hogar? ¿Material académico, clases de música, o alguna actualización de tus herramientas? ¿Un método creativo o diferente para enseñar un concepto difícil? ¿Quizás sabiduría para tratar con la formación de carácter? A una escala mayor, ¿quizás tu esposo necesita un empleo, o tú necesitas un carro nuevo? ¡Ora acerca de esto y pide a Dios que te provea! Mientras estás esperando, memoriza pasajes bíblicos para ayudar a mantenerte enfocada:

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.  Filipenses 4:19

Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástenle a cada día sus propios problemas.  Mateo 6:33-34

Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo.  Juan 16:24

Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros.  1 Pedro 5:7

 

Copyright April 2002

by The OCEANetwork Waves

17985 Falls City, Dallas, OR 97338

Reprinted by permission