Make your own free website on Tripod.com

Geografía y Escuela de Manejo
Hogar ] Arriba ] 20 Elementos de la Exitosa Educación ] Actividades para Desarrollar Destrezas ] Bases Bíblicas Para la Educación ] Cambios rápidos en los mosquitos ] El Liderazgo Espiritual No Es Opcional ] Su Relación con la Iglesia ] Entre Mamás -  Febrero 2003 ] [ Geografía y Escuela de Manejo ] Ideas Prácticas para Animar a los Hijos ] La Naturaleza Revolucionaria de la Educación ] Nuestros Lectores Escriben - Febrero 2003 ] Preguntas y Respuestas ] Volviendo el Corazón de los Padres ] La Última Palabra - Febrero 2003 ]

 

Geografía y Escuela de Manejo-En el Auto
por Colene L.

Aquí tienen algunas sugerencias para enseñar geografía de manera sencilla y económica mientras usan el automóvil.

1. Domicilios

Desde muy temprana edad tu hijo debe aprender dónde vive. Enséñale su domicilio y permite que te lo recite con frecuencia.

Pregúntale:

¿Qué número es tu casa? ¿En qué calle vives? ¿En qué ciudad vives? ¿En qué estado vives? ¿En qué país vives?

A medida que aumente la edad de tu hijo, agrega: ¿Cuál es tu código postal? ¿En qué distrito legislativo vives? Luego puedes empezar a hacer estas mismas preguntas respecto a los domicilios de parientes o amigos.

2. Dirección

Enseña a tus hijos las direcciones cardinales: norte, sur, este, oeste. Al transitar, pide a tus hijos que te digan en qué dirección están manejando. Acostúmbralos a buscar el sol (hacia el oriente en la mañana y hacia el poniente en la tarde) y otras señales permanentes.

Conforme vayan mejorando, pregunta dónde se encuentran ciertos lugares en relación con otras. (¿La iglesia se reúne hacia el norte, sur, oriente o poniente de donde vivimos?)

3. Aprendan la Ciudad

A medida que los hijos vayan creciendo, enséñales los nombres de las principales calles de su ciudad. Pregunta: ¿Por qué calle vamos? ¿Qué crucero acabamos de pasar? ¿En qué calle se encuentra el siguiente semáforo?

Es crucial que los jóvenes aprendan esto antes de empezar a manejar. Nuestra meta es ayudar a nuestros hijos a tener un mapa mental de la ciudad en la cabeza antes de que aprendan a manejar.

4. Navegación

Permite que tu hijo sea el navegante. Permite que te guíe a casa, diciéndote dónde debes dar vuelta. (¡No hagas esto cuando llevas prisa!)

Sigue de frente hasta que el niño te diga que des vuelta. Quizá tengas que tomar una ruta muy larga.

Permite que tu hijo te indique el camino a la biblioteca o al supermercado. A los adolescentes les puedes decir que esto es preparación para manejar, y que te tienen que decir, no sólo dónde debes dar vuelta, sino en qué carril te debes colocar para poder dar vuelta sin correr riesgos.

Los que tienden a ser distraídos tienen necesidad especial de este entrenamiento. Este es un problema de pasos múltiples y pudiera ser difícil para alumnos de los primeros grados de primaria. Pudiera ser necesario que les ayudes verbalmente con cada paso.

5. Lee el Mapa

Enseña a tus hijos a usar un mapa. Compra un buen plano de la ciudad, dales a tus hijos un domicilio y pídeles que lo encuentren en el mapa y tracen una ruta para llegar en automóvil.