Make your own free website on Tripod.com

Comidas con Sentido
Hogar ] Arriba ] Tu Filosofía de Crianza de Los Hijos ] Aprendizaje Eficiente ] ¿Atorado? ] Capítulo Ocho ] [ Comidas con Sentido ] Confesiones de Una Madre Educadora ] Entre Mamás - Agosto 2002 ] Malabarismos al Educar en el Hogar ] Matemáticas Pagadas ] Nuestros Lectores Escriben - Agosto 2002 ] Planear y Presentar una Lección ] Quehacer Doméstico ] Recoger en Cinco Minutos ] Prácticas para Entrenar ] La Última Palabra - Agosto 2002 ]

 

Comidas con Sentido
por George W. Sarris

“Redimir el tiempo”de esta manera puede ser agradable a la vez que provechoso.

¿Cómo es la hora de la comida en tu casa? ¿Se caracteriza por la conversación edificante y provechosa entre los miembros de la familia?

Las horas de las comidas proveen una excelente oportunidad para la instrucción significativa y la interacción dentro de la familia porque todos ya están sentados en sus lugares alrededor de una mesa esperando su turno para hablar. Lo único que se necesita es un poco de dirección para dar el enfoque correcto a la plática.  Además, es una área en la que el padre puede asumir la dirección y estar específicamente involucrado en el programa de educación en el hogar.

Para nosotros ha resultado muy útil el planear que por lo menos una comida al día se centre en algún tópico significativo o área de instrucción. Algunas veces consultamos en el diccionario la definición de una cualidad de carácter y luego la comentamos, mencionando ejemplos bíblicos y personales de cómo fue adecuada o inadecuadamente demostrada esa cualidad.

El leer y comentar información de un libro de texto, un artículo de enciclopedia, un artículo de un diccionario bíblico, un almanaque, una revista, o cualquiera de varios libros buenos utilizando un formato de pregunta y respuesta ha sido muy útil para proporcionar información educativa como también para estimular la participación y comentarios.

En el aspecto práctico, hemos encontrado que es prudente esperar a que todos estén sentados y servidos antes de iniciar los comentarios. Luego, después de la acción de gracias por los alimentos, se puede empezar por hacer una pregunta o leer alguna información.  La única preparación requerida es decidir con anticipación cuál será el tema a comentar y cuáles los libros o artículos que se usarán.

Moisés mandó a los hijos de Israel que instruyeran a sus hijos al estar “sentados en su casa.”  Los tiempos de comida proveen una excelente oportunidad de hacer precisamente eso.

Extractado del boletín de Massachusetts Homeschoolers’ Organization of Parenta Educators