Make your own free website on Tripod.com

Entre Mamás - Feb 2002
Hogar ] Arriba ] Buenos Libros ] Caminar ] Capítulo Cinco ] Consejos y Recompensas ] [ Entre Mamás - Feb 2002 ] Historia ] Juegos Matemáticos ] La Relación Padre/Hijo ] Lectura En Voz Alta ] Nuestros Lectores Escriben - Feb 2002 ] Tan Resbaloso El Hielo ] Practicar La Preeminencia De Cristo ] Un Mensaje Escrito ] La Última Palabra - Feb 2002 ]

 

Entre Mamás – Feb 2002
por Pamela Richardson

En los meses de invierno los días son mucho más cortos – pero parecen más largos.

Iniciamos el año escolar con entusiasmo pero para enero o febrero se nos está acabando la "cuerda."   A veces empezamos a pensar, ¡¡¿¿Qué estamos haciendo, y por qué lo estamos haciendo??!!  Lo primero que hay que hacer es seguir adelante.  Dedicar tiempo a la escuela cada día. 

Nosotros hemos adoptado una semana escolar de seis días.  Dios trabajó seis días y reposó en el séptimo.  Perdimos algo de tiempo cuando yo estuve enferma y en el hospital, así que esta fue una idea que adoptamos para reponer tiempo perdido. ¡Me he quedado asombrada de lo bien que está funcionando!  Creo que quizás continuemos haciéndolo.  Cuando los niños entienden que esto no es algo opcional, les ayuda en su motivación.  En lugar de preguntar, "¿Vamos a estudiar hoy?" y luego tratar de evitarlo, empezarán a "estudiar" dándose cuenta de que es algo que tiene que hacerse.  Hemos experimentado las dos formas (la flexibilidad y la constancia) y vemos que hay grandes beneficios en ser constantes.  Al hacer aunque sea un poco cada día, ellos aprenden.  Dejar de trabajar algunos días y luego tratar de reponer el tiempo haciendo mucho en un día es difícil y desgastante tanto para la madre como para el hijo, y generalmente no funciona.   Hay ocasiones en que nos vemos obligados a descansar – por enfermedad o emergencias – pero esas ocasiones deben ser raras, y no sólo por "No tengo ganas de estudiar hoy", o "Tengo otras cosas que hacer."

Esta es una etapa que no durará para siempre.  Pero tendremos menos que lamentar si seguimos adelante aun cuando nos cuesta trabajo hacerlo.  Estaremos enseñando a nuestros hijos valiosas lecciones para la vida.  La responsabilidad, la firmeza de propósito,  y la perseverancia son características que se extienden a todas las áreas de la vida.  Pero muchas veces tienen su inicio en nuestra constancia en enseñar a nuestros hijos las habilidades académicas básicas. "Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; no será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta " (Salmo 127:5).

Que Dios te dé gracia y fortaleza en tu labor de preparar hijos para su gloria.  Tú y tus hijos no se avergonzarán cuando hablen con el enemigo en la puerta. 

Sopa Cheddar Cremosa

                        3 papas grandes picadas                                                1/3 taza harina

                        1 cebolla grande picada                                     1/2 taza mantequilla

                        1 taza bróculi picado                                     1/2 cucharadita pimienta

                        1 taza zanahoria                                                         1/2 cucharadita chile rojo molido

                        2 tazas col picada                                                       2 cucharadas consomé de pollo

                        2 tazas queso rallado                                      4 tazas de agua

                        2 tazas de leche

Hierve las papas, zanahorias y la col en agua con el consomé hasta que estén blandas (añade el bróculi al ultimo) en olla grande.    En otro sartén fríe la cebolla en mantequilla; añade la harina y menea hasta que se enfríe.  Añade la leche y el queso y revuélvelos bien hasta derretirse el queso y espesar ligeramente. Añádelo a las verduras cocidas y revuelve bien.  Hierve a fuego lento durante cinco minutos y sirve con pan caliente.

¡Excelente para un día de frío!