Make your own free website on Tripod.com

Lectura En Voz Alta
Hogar ] Arriba ] Buenos Libros ] Caminar ] Capítulo Cinco ] Consejos y Recompensas ] Entre Mamás - Feb 2002 ] Historia ] Juegos Matemáticos ] La Relación Padre/Hijo ] [ Lectura En Voz Alta ] Nuestros Lectores Escriben - Feb 2002 ] Tan Resbaloso El Hielo ] Practicar La Preeminencia De Cristo ] Un Mensaje Escrito ] La Última Palabra - Feb 2002 ]

 

Lectura En Voz Alta
por Connie C.

Al planear tus lecciones de lectura, acuérdate de la gran importancia de leer en voz alta.  La lectura entre maestro y alumno es una actividad que proporciona muchos beneficios.

1. Tú eres un ejemplo de la buena lectura en voz alta.  Tu hijo quizás no lee tan bien como podría porque quizás no oye a nadie leer mejor que él mismo.  Si lees bien, tu fluidez, inflexión, calidad vocal, y expresión pueden ser un reto para tu hijo.

2. La cercanía física se puede fomentar por medio de la lectura en voz alta, especialmente cuando lees con tu hijo en tu regazo o a tu lado a la mesa o en el sofá.  No pases por alto los beneficios sicológicos del contacto físico caluroso con los padres para la seguridad emocional y una actitud positiva hacia la lectura.

3. La cercanía emocional puede ser un beneficio adicional de esta lectura en voz alta.  Verte reír o llorar por los libros o expresar temor o gran alivio por causa de los eventos en una historia enseña a tu hijo cómo te sientes y podrá ayudar a desarrollar un mayor vínculo de entendimiento.

4. Al leer a tu hijo, puedes fomentar mejor un gusto más amplio de la literatura.  Un libro que tu hijo quizás haya decidido no leer podrá interesarle cuando tú lo leas.  Debes seleccionar deliberadamente los libros que suplan sus necesidades e intereses y también amplíen sus horizontes.

5. Los niños a quienes se les lee tienden a desempeñarse mejor en las pruebas de vocabulario y comprensión.  Todos tenemos dos áreas de vocabulario en que funcionamos: expresivo y receptivo.

El vocabulario expresivo es el que se usa para expresar o impartir algo al comunicarnos con otros, sea por escrito o en forma oral.

El vocabulario receptivo es el vocabulario que podemos entender cuando lo oímos o lo recibimos.

Tu hijo necesita contacto constante con palabras y con el lenguaje hablado para desarrollar su vocabulario y para pasar el vocabulario receptivo al área expresiva.

El leer libros de una variedad de autores proporcionará contacto con una amplia gama de vocabulario.  Cuando lees, tu voz y el contexto no interrumpido pueden dar significado a palabras desconocidas.  Esto hace posible que leas a tu alumno a un nivel más alto que el nivel en que él lee cómodamente.

Entre más se expone tu hijo a materiales más avanzados, mayor llegará a ser su nivel auditivo.  Este nivel indica su habilidad de comprender lo que oye.

En términos de tu tiempo, seleccionar libros que cumplan con tus propósitos va a requerir un poco de trabajo, pero una vez seleccionado, el libro de un capítulo por día te proporciona un tiempo de actividad educativa que no requiere de preparación diaria.

Obviamente, necesitas ejercer autoridad en cuanto a qué tipo de literatura es la apropiada para tu hijo.  Las etiquetas del mundo en los libros premiados no te garantizan que el lenguaje o contenido sea aceptable.

Debido a que es difícil saber todo acerca de un libro por simplemente hojearlo, tú mismo tendrás que leer algunos libros primero o intercambiar críticas con tus amigos informados y de confianza.

Hay varias publicaciones que enlistan títulos de libros; estas pueden servirte de punto de partida para tu búsqueda.  Sin embargo, algunas de las selecciones recomendadas no son apropiadas para cristianos.

 

Used by Permission

The Teaching Home

February / March 1991