Make your own free website on Tripod.com

Sugerencias para Enseñar las Matemáticas
Hogar ] Arriba ] La Filosofía Educativa ] Cambios y Retos ] Centros de Aprendizaje ] Nuestros Lectores Escriben - Dic 1999 ] Entre Mamás - Dic 1999 ] Música: Propósitos y Objetivos ] [ Sugerencias para Enseñar las Matemáticas ] ¿Jamás Debe Asistir Tu Hijo A La Escuela? ] Cuidado con la "Mentalidad del Experto" ] Permanecieron ] La Última Palabra Diciembre 1999 ]

 

Sugerencias para la Enseñanza de las Matemáticas

Algunos niños parecen aprender las matemáticas por ósmosis. Otros necesitan que cada paso se desglose en sus partes más pequeñas.

El repaso y aun la repetición pueden ser necesarios para lograr una comprensión completa de los conceptos.

Debido a que las matemáticas son una actividad tan concreta, es de suma importancia que estos conceptos sean aprendidos.

Sugerencia #1

Busca maneras de aplicar lo enseñado en la vida diaria.

Entre más puedas hacer esto, más concretos y entendibles llegarán a ser los conceptos.

Sugerencia #2

Una vez dominado, el ejercicio y el repaso son extremadamente útiles para hacer que lo "conocido" se vuelva utilizable.

Después de usar una habilidad en muchos contextos, ocurre la estabilización.

Un buen plan de estudios te ayudará a explicar los pasos e incluirá bastante repaso para afianzar las habilidades de tu hijo.

Sugerencia #3

No asignes demasiado trabajo.

Si le presentas demasiados problemas al niño, podría hacer un trabajo descuidado o, peor aun, podrías sobrecargar al niño y así desalentarlo.

Diez problemas resueltos con cuidado y con razonamiento son mejores que treinta problemas hechos con descuido.

Sugerencia #4

No titubees en sentarte a ayudar a tu hijo, especialmente cuando se está viendo un concepto nuevo.

Además de ser de aliento para tu hijo, quizá descubras que problemas que tú no entendías en la escuela ahora se vuelven claros.

Conforme tus hijos crecen y las matemáticas se vuelven más complejas, quizás te veas en la necesidad de dedicar algo de tiempo tú mismo a estudiar.

Si tu hijo obtiene una respuesta equivocada, estudia el problema paso a paso con él hasta entender dónde y por qué se equivocó.

Sugerencia #5

Analiza los éxitos y fracasos de tu hijo.

La retroalimentación recibida al corregir y repasar el trabajo de tu hijo puede ser de gran utilidad en determinar su verdadero dominio de las áreas que se están estudiando.

La simple memorización de las tablas de multiplicar, por ejemplo, no significa que el niño pueda tomar objetos manuales y reproducir el problema.

¡Conoce a tu hijo! Esto es indispensable para lograr dominio de una materia. Con el fundamento adecuado, tu hijo puede tener éxito, y lo tendrá. Sin ese fundamento, podría terminar creyendo que las matemáticas son algo que él nunca podrá entender del todo.

Sin embargo, no supongas que cada error pronostica la ruina matemática. Si la respuesta se aproxima a la correcta, es probable que haya un error de cálculo.

Para determinar si esto es así, pídele a tu hijo que desarrolle nuevamente el problema en otra hoja de papel.

Si al hacerlo tropieza o la respuesta no es ni siquiera aproximada, puede ser que haya un problema de comprensión del concepto.

Una buena manera de determinar si tu hijo realmente está entendiendo es pedirle que piense en voz alta para que puedas descubrir qué es lo que no entiende.

Sobre todo, cobra aliento y tenlo por seguro: sí puedes enseñarle a tu hijo las matemáticas.

The Teaching Home Mar/Apr 98