Make your own free website on Tripod.com

Permanecieron
Hogar ] Arriba ] La Filosofía Educativa ] Cambios y Retos ] Centros de Aprendizaje ] Nuestros Lectores Escriben - Dic 1999 ] Entre Mamás - Dic 1999 ] Música: Propósitos y Objetivos ] Sugerencias para Enseñar las Matemáticas ] ¿Jamás Debe Asistir Tu Hijo A La Escuela? ] Cuidado con la "Mentalidad del Experto" ] [ Permanecieron ] La Última Palabra Diciembre 1999 ]

 

Permanecieron
por John y Chris Turack

En nuestro caso hemos hecho lo mejor que se puede con una situación menos que ideal. Los líderes de nuestra iglesia no se oponen a la educación en el hogar, pero tienen una escuela cristiana, así que consideran el movimiento como un reto a su supervivencia.

Nuestro pastor dijo que definitivamente podíamos responder a las preguntas que la gente hace, pero que no debíamos activamente promover la educación en el hogar. Procuramos ser buen "testimonio" para la educación en el hogar ante los líderes y miembros de la iglesia para que por lo menos estuvieran abiertos a nuestra familia y desearan saber qué es lo que nos hace diferentes.

El Señor nos guió a servir en muchas funciones diferentes dentro de la iglesia, y a hacerlo como familia. Decidimos que la mejor manera de realizar las actividades era seleccionar las que beneficiarían a toda la iglesia.

Algunos de los ministerios en los que participamos incluían el establecer una biblioteca para la iglesia, visitar un hogar para ancianos, organizar un programa de escuchar lectura bíblica para 45 familias y pedir los cassettes para ellos, organizar un seminario sobre crianza de los hijos para nuestra iglesia, organizar actividades pro-vida, participar en un ministerio para personas sin hogar, organizar un evento alternativo en Halloween, distribuir 500 Biblias para su envío al extranjero, e impartir un curso sobre finanzas personales para adultos jóvenes.

A medida que la iglesia veía a nuestra familia trabajar junta en estos ministerios y veía a nuestros hijos con un buen comportamiento, empezaban a pedirnos que sirviéramos como familia en ministerios más visibles. Aceptamos dramatizar una escena devocional (durante un culto) en la que Juanito chico leía el Salmo 23 y la familia cantaba. También aceptamos el año pasado hacer el papel de la familia en nuestro drama navideño.

Creemos que hemos tenido un impacto positivo en nuestra iglesia debido a nuestra participación como familia en una variedad de ministerios. La biblioteca nos proporcionó un foro para proveer materiales de edificación para las familias {integración familiar} (como también para mostrarles a los niños cómo establecer y administrar una biblioteca.)

Durante nueve meses hicimos un noticiero de "Vida en Familia" para el boletín de la iglesia, que contenía artículos diseñados para fortalecer a la familia. Aunque nunca hicimos referencia a la educación en el hogar directamente, escribimos sobre temas conocidos para todos los educadores en el hogar y útiles para los padres. Todas estas actividades proveyeron oportunidades de servicio y de crecimiento para nuestros hijos y para nosotros, y beneficiaron a la iglesia.

En ocasiones fuimos tentados a irnos y encontrar una iglesia que se adecuara más a nuestro estilo de vida de educación en el hogar, pero la oportunidad de tener impacto era mayor aquí, y sentimos que el Señor verdaderamente ha bendecido a nuestra familia como resultado de nuestra decisión.

The Teaching Home Feb/Mar 92