Make your own free website on Tripod.com

Nuestros Lectores Escriben - Febrero 2001
Hogar ] Arriba ] ¿A Qué Edad Empezar? ] Niños de Lento Aprendizaje ] Entre Mamás - Febrero 2001 ] Conoce a Tus Alumnos ] Mini-autobiografías ] [ Nuestros Lectores Escriben - Febrero 2001 ] Enseñando La Ciencia ] Sugerencias Didácticas ] La Última Palabra - Febrero 2001 ]

 

Nuestros Lectores Escriben – Febrero 2001

 Esta sección de El Hogar Educador está reservada especialmente para ti.  Nuestros lectores comparten experiencias, pensamientos, sentimientos y aliento con otros alrededor del mundo.

Yo He Venido Orando

En estos momentos acabo de escuchar la última sesión de la tercera conferencia anual de El Hogar Educador con Mike Farris, Mike Richardson, Michael Richardson, Jr., y José Luis Cepeda.  Mi impresión ha sido mucha porque yo no sabía que esto era posible; nunca he conocido a nadie aquí en los Estados Unidos que educara en el hogar.  Pero esto nos ha interesado muchísimo a mi esposo y a mí.

Tengo una niña de ocho años que es muy sensible; ella está en segundo año y recientemente tuvimos problemas en su escuela pues un niño la acosaba diciéndole groserías muy fuertes.  Mi esposo y yo hemos orado por ella para que no aprenda las malas palabras y comportamiento de sus compañeros, pero si ella está con ellos la mayor parte del día eso va a ser imposible.  Habíamos pensado en ponerla en una escuela cristiana privada, pero el costo es muy alto por mes.   Mi esposo es el único que trabaja y tiene muchos gastos.  Quisiera saber si hay alguien aquí en Dallas que esté educando en el hogar que nos pueda ayudar con un poco más de información y experiencias propias en su familia.

Yo llegué a Estados Unidos en el ‘88 y en el ‘91 me gradué de la High School y aunque hubiera querido seguir estudiando me casé y ya no fue posible.  En un principio me frustré, pero poco a poco aprendí que como mujeres nuestras prioridades deben ser Dios en primer lugar, mi esposo y mis hijos.   A mí me gusta leer mucho y doy clase el domingo a niños en nuestra iglesia local.  Precisamente unos hermanos de esta iglesia me prestaron estos cassettes, y aunque ellos no están educando en el hogar, piensan hacerlo, pero al regresar a México.  Yo soy ciudadana americana y mi esposo está a punto de obtener su ciudadanía.  Los dos hablamos suficientemente bien el inglés, pero yo lo leo mejor y lo escribo.  Mi esposo no tuvo estudios ni en México ni aquí en los Estados Unidos, pues quedó huérfano de padre y madre a los 8 años. 

Yo he venido orando que Dios me ayude y me provea más información al respecto, aunque la verdad lo considero casi imposible, pero sé que con Dios nada es imposible.

Nosotros tenemos otros dos hijos que todavía no van a la escuela, pero uno de ellos tiene que ir el próximo agosto y no me gustaría que fuera a la escuela pública.

Así que, por favor, si pudieran ayudarnos me gustaría recibir contestación.

Yo he sido creyente como por 12 años y mi esposo por 10 años.  No sabemos cómo podría ser esto pues son muchas las materias y nos gustaría que alguien nos aconsejara.  Desde que nos casamos mi esposo no ha querido que yo trabaje para que yo cuide mis hijos y observe y corrija el carácter de mis hijos.   Yo le doy gracias a Dios por mi esposo que ha sido siempre un buen proveedor para nosotros porque nos ama. 

Una vez más muchas gracias por esta conferencia que yo escuché y que me gustó muchísimo.  Posiblemente esta es una respuesta a mi oración en cuanto a la educación de mis hijos.

Ana Anguiano
McKinney, Texas

 

Necesito Mayor Información

Llego hasta ustedes esperando tener la oportunidad de que mi solicitud sea atendida prontamente, con el único interés de poder tener o recibir de su parte una copia de la Cuarta Conferencia de El Hogar Educador, de la cual he escuchado algunos cassettes que me prestaron y que han sido de bendición a mi vida y que en fe creo traerán cambios importantes a mi familia, en especial a mis hijos.

Soy madre de dos niños; el mayor se llama Erwin Brandon y tiene 5 años 6 meses; el menor ha cumplido 8 meses de edad, para la gloria de Dios.

Como ya mencioné antes, necesito mayor información sobre la bendición que ustedes comparten de educar a los hijos en el hogar, y a la vez poderla compartir con otros hermanos en Cristo que tienen la misma necesidad que yo de instruir en los caminos de Dios a los hijos, como dicen las Escrituras en Deuteronomio 11:18‑21.

El Señor nuestro Dios sea con ustedes bendiciéndoles en abundancia en el ministerio que han recibido de él.

Connie Liy de Peters
Tapachula, Chiapas

 

Madre Busca la Mejor Alternativa para su Hija

Me da mucho gusto que por este medio pueda pedir información sobre El Hogar Educador. Tengo una hija de 2 años que se llama Sara Victoria, y he escuchado entre amistades que educan a sus hijos en casa.  Me gustaría que me ampliaran la información, ya que estoy interesada en educar a mi hija de la mejor manera posible, y pienso que esta es una muy buena alternativa, ya que soy cristiana de no muy buenos recursos, y un colegio particular sale un poco caro, por lo que estoy decidiendo hacerme cargo de su educación – claro ¡con la ayuda de Dios!

María Villanueva
Monterrey, Nueva León

 

Impulsan Educación en el Hogar en Colombia

Reciban un fraternal saludo .  Les estoy escribiendo desde Colombia, y me comuniqué con ustedes el año pasado desde Illinois , USA .  Mi propósito en ese entonces fue pedir información acerca del programa de home school y ustedes muy gentilmente me enviaron cassettes e información en español, la cual yo traje a mi país cuando regresé el año pasado.

Hace un año y medio que una familia colombiana asumió el reto de educar en casa. Esta familia el año pasado cuando yo regresé estaba a punto de abandonar la idea de continuar educando de esta manera; sin embargo, ese material que ustedes me enviaron fue un gran apoyo para ellos. También pude testificar como testigo presencial que la educación en casa puede ser funcional y una gran bendición para el pueblo cristiano, pues yo tuve la fortuna de vivir con una familia educadora en el hogar por seis meses, y ellos me motivaron a conocer más este ministerio a través de libros, cassettes, y videos. Yo estuve haciendo un intercambio cultural con esta familia; ellos me enseñaron inglés y yo les enseñé español. 

Es un gozo comunicarme con ustedes y contarles que esa familia colombiana y yo hemos promovido la educación en casa y que en este momento son siete las familias que han asumido el reto,  dos en pre‑escolar y cinco en preparatoria o educación media.  Como les conté antes, yo soy profesora.   Sé que este ministerio es una gran bendición para Latinoamérica, pues la educación en nuestros países atraviesa por una crisis disciplinaría, moral y de baja calidad en la educación, aún  en los colegios cristianos, por lo cual el propósito es continuar animando a más familias a asumir el reto de educar en casa.

Queridos hermanos, agradezco mucho sus oraciones y la ayuda que nos puedan brindar, y que continúen siendo bendecidos en todo y prosperen así como prospera su alma.

Adriana Gil
Bogotá, Colombia

 

Gracias por Cassettes

Lo primero que deseo comunicarles es la gran bendición que ha sido para nuestra familia escuchar los cassettes de las conferencias de El Hogar Educador; en particular a mí me han motivado mucho y me han dado mucho ánimo. Esto para nosotros es nuevo, ya que el pastor de la iglesia a la que asistimos fue el que me empezó a platicar de este sistema de enseñanza;  de principio me llamó mucho la atención, y más cuando empezamos a escuchar los cassettes.

Nosotros asistimos a la pasada conferencia; las conferencias nos gustaron mucho y ya estamos pensando seriamente en educar en el hogar. Quiero agradecerles por el gran esfuerzo que están haciendo aquí en México y el gran ejemplo que han sido para muchas familias.  Dios les bendiga.

David Valenzuela
Monterrey, Nuevo Leon

 

Maestra de Primaria Educa en el Hogar

Estoy muy emocionada por saber de ustedes; soy maestra de educación primaria, soy cristiana y me reúno en la Iglesia Gran Comision, y tengo la convicción de la educación en casa. Tengo dos niñas, una de 3 años y otra de 8 meses, y  ya estoy introduciendo a mi hija mayor en la educación en casa, pero me gustaría tener más información acerca de estimulación temprana y lo demás que ustedes ofrecen, incluso un CD que tienen.

Les deseo lo mejor para su ministerio y estaré esperando su respuesta.

Zabrina de Ramírez
Tegucigalpa, Honduras