Make your own free website on Tripod.com

Entre Mamás - Oct 1999
Hogar ] Arriba ] El Papel del Padre ] Hasta lo Ultimo de la Tierra ] El Album de Oracion Familiar ] Nuestros Lectores Escriben - Oct 1999 ] [ Entre Mamás - Oct 1999 ] El Papel del Padre como Director ] Haciendo Atractiva la Gramática ] Comidas con Sentido ] Considera los Clasicos ] ¿Como Pueden Ayudar a la Iglesia? ] El Compañero de Necios ] La Última Palabra - Oct 1999 ]

 

Entre Mamás - Oct 1999
Por Pamela Richardson

Aquí vamos de nuevo-otro emocionante mes de responsabilidades crecientes junto con la instrucción de los hijos y el cuidado de nuestras familias. Misty y yo estamos haciendo un estudio Bíblico juntas basado en Tito 2:3-5. "Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada." En este caso, yo soy "la mujer anciana" y por tanto me toca una mayor responsabilidad de ser ejemplo. Misty también tiene "mujeres jóvenes" en su vida, a quienes puede discipular e instruir.

Tú también tienes mujeres mayores y menores en tu vida. Pudieran ser tus hijas, tus vecinas o muchachas menores en tu iglesia. ¿Qué les estás enseñando? ¿Son cosas buenas? Lo que le parece bueno a una persona pudiera no parecerle bueno a otra. En este caso la Palabra de Dios es muy clara y concisa para nosotras las mujeres. Debemos mostrar respeto por nuestro marido y no chismear. El solo hecho de que algo sea cierto no siempre significa que lo debemos repetir. Debemos examinar nuestras motivaciones antes de compartir algo. Debemos manifestar dominio propio. La Biblia nos dice claramente que debemos estar enseñando a las mujeres jóvenes a "amar a sus maridos y a sus hijos." Nosotras, como mujeres, necesitamos ser discretas en lo que hablamos y modestas en nuestra manera de vestir.

Hemos sido llamadas a ser cuidadosas de nuestra casa..es decir amas de casa. Esto resulta imposible si estás fuera de la casa la mayor parte del tiempo. La idea de ser "cuidadosas" es que somos personas que constantemente estamos vigilando. Asegurando que las cosas están cómo deben estar.

Debemos ser "buenas." He oído decir: "Ella es una buena mujer." ¿Podría decirse eso de nosotras? ¿Qué es lo que hace que seamos buenas? ¿Somos ejemplo de estas cualidades que la Escritura dice deben ser la norma de la mujer cristiana?

Finalmente dice: "sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada." ¡Qué gran responsabilidad tenemos! Literalmente formamos el destino de nuestras familias por medio de nuestra obediencia. Ningún ministerio fuera de nuestro hogar fortalecerá tanto el reino de Dios como nuestro ejemplo de ser verdaderamente una mujer piadosa.

Yo te pido que examines tu vida. ¿Cuál es tu enfoque? ¿Es tu hogar? ¿Es blasfemada la Palabra de Dios por nuestra falta de cuidado por los recursos más preciosos que Dios nos ha dado? Yo necesito, junto con cada una de ustedes, pedir a Dios que me ayude. Es por la gracia de Él que podemos lograr algo. Que Dios les bendiga y les fortalezca para criar un ejército de guerreros para nuestro Señor.

¿Por qué no invitas a algunas damas para tomar café y pay, para que puedas empezar a practicar el ministerio de la mujer según Tito?

Una de las recetas de postre favoritas de Mike es:

Pay de Chocolate y Coco

3 tazas de azúcar
1 barra de mantequilla
7 cucharadas de cocoa
1 taza de coco rayado
4 huevos
1 taza de nuez
1 bote de leche evaporada

Mezcla bien los ingredientes y viértelos en dos conchas para pay. Hornéese por 40 minutos a 180ºC.