Make your own free website on Tripod.com

El Album de Oracion Familiar
Hogar ] Arriba ] El Papel del Padre ] Hasta lo Ultimo de la Tierra ] [ El Album de Oracion Familiar ] Nuestros Lectores Escriben - Oct 1999 ] Entre Mamás - Oct 1999 ] El Papel del Padre como Director ] Haciendo Atractiva la Gramática ] Comidas con Sentido ] Considera los Clasicos ] ¿Como Pueden Ayudar a la Iglesia? ] El Compañero de Necios ] La Última Palabra - Oct 1999 ]

 

El Album de Oración Familiar:
La Clave para Orientar la Oración de un Niño
por Gregg y Sono Harris

Los tiempos devocionales y de oración pueden ser tiempos hermosos. Los niños tienen la oportunidad de orar con esa fe de niño que es la norma para todo cristiano. Pero el lograr que apliquen sus corazones y sus mentes a la oración puede requerir de previsión de parte de los padres. Los niños necesitan que su atención sea dirigida, primeramente a la Persona a quien están orando, y luego a la gente, los lugares y las cosas que son objeto de sus oraciones. No es fácil mantener bien centrado a un niño, cualquiera que sea su edad. Aun las mentes de los adultos divagan.

La previsión en la oración familiar se expresa por nuestra disposición a adelantarnos a lo que se requiere para captar y mantener la atención de un niño. Debido a que los niños quizás no sepan leer, una lista de peticiones tradicional podría ser más bien un obstáculo a su participación. Peor aun es la falta de un verdadero sistema de peticiones que guíe a la familia durante el tiempo de oración. Cuánto tiempo se desperdicia preguntándole a cada miembro de la familia "¿Tú por quién quieres orar?" Esto refleja una falta de previsión y dirección.

Una solución a este problema para muchos ha sido el álbum de oración familiar. Como su nombre lo dice, es una combinación de la lista de oración tradicional, un álbum fotográfico y un libro de recortes. El resultado es una guía visualmente atractiva para los jóvenes estudiantes de la oración y un registro de los tiempos de oración familiar año tras año. El álbum de oración no es sólo para niños. Será un deleite volver a revisar los diversos volúmenes, como anuarios espirituales, para ver las fotografías y cartas de oración de familiares, amigos y ministerios alrededor del mundo. En lugar de olvidar las maravillosas respuestas a la oración siempre tendrán una manera de recordarlas nuevamente y regocijarse.


Para Hacer Un Album de Oración Familiar

Puedes hacer tu propio álbum de oración familiar con unos cuantos materiales sencillos y unas cuantas peticiones sencillas de personas por quienes ustedes desean orar. Primeramente, compra un álbum fotográfico de argollas, tipo libro de recortes, resistente pero económico. Debe tener una capacidad mínima de veinticinco hojas removibles. Tal vez no necesites todas estas hojas inicialmente, pero quizá necesites la mayoría de ellas al finalizar el año. Durante el año estarán llegando cartas especiales, tarjetas postales, etc. Aunque posiblemente desees conservar la mayor parte de esta correspondencia en otros archivos, las cartas que expresan necesidades especiales o informan de respuestas importantes a la oración sin duda las querrás pegar directamente en el álbum de recuerdos.

El Album de Oración Familiar no debe ser una reliquia como otros álbumes fotográficos de la familia. Es una herramienta para la adoración en tu familia. Al igual que la Biblia de Papá, debe tener las marcas del uso frecuente. Los pequeños desearán señalar y tocar las fotos de abuelos, pastores, misioneros y otros por los que ustedes están orando.


Organización del Album de Oración Familiar

Habiendo seleccionado tu álbum, puedes proceder a organizar las divisiones y páginas del Álbum de Oración. Recuerda que este álbum va a sustituir cualquier otra lista de oración que actualmente estés usando. Debe reflejar de una manera proporcionada las obligaciones e intereses de tu familia, iglesia y nación.

En nuestra Adoración Familiar hemos encontrado que este tiempo vespertino fluye mejor cuando asignamos a cada noche una categoría temática de oración. Esto da origen a siete categorías de oración. En la primera categoría nos enfocamos en las necesidades de nuestros gobernantes, en la segunda oramos por los pastores y ancianos de nuestra iglesia. En la tercera categoría de oración le pedimos a Dios que bendiga a los misioneros que sostenemos y en esa noche leemos en voz alta cualquier correspondencia recibida del campo misionero. En la cuarta noche oramos por nuestra propia familia y parientes, y leemos cartas que hayan sido recibidas de ellos. La sexta noche se dedica a orar por nuestros amigos inconversos y en la séptima noche oramos por hermanos en Cristo con quienes tenemos relación estrecha. De esta manera nos aseguramos de orar por cada una de las categorías de obligación de oración de nuestra familia.

Estas categorías de oración definen las principales divisiones de tu Album de Oración Familiar. El nombre de la categoría es el encabezado que va al principio de cada sección. Cuando todo marcha bien oramos por las siete categorías en una semana. Pero con nuestro horario tan incierto es más probable que tardemos diez días o más en terminar un ciclo completo de oración. A nosotros nos resulta mejor orar por las categorías en su orden en lugar de asignar una noche específica a cada tema, debido a que algunas noches son particularmente difíciles de cumplir. Si la noche correspondiente a una categoría se omite repetidas veces, alguien que está contando con las oraciones de tu familia puede estar perdiéndose esas oraciones.

Las categorías son necesarias porque es casi imposible orar por todos los que amamos cada una de las veces que oramos. Pero puesto que las necesidades de los demás son más importantes que el mantener la estructura de nuestro tiempo de oración, nos aseguramos de presentar ante el Señor necesidades especiales cuando surgen, independientemente de la noche de que se trate.


Que Sea Breve

Como estás usando un álbum de argollas, puedes agregar fácilmente hojas a cada sección según se necesiten. Pero ten cuidado de no dejar que las secciones crezcan demasiado. Puede volverse difícil el terminar el tiempo de oración, y no hay que dar lugar a las prisas en estos momentos de oración.

Los niños pequeños no hacen nada por largos períodos de tiempo. La oración no es la excepción. Se distraen y empiezan a soñar despiertos. Por ello, no olvides la edad y el nivel de madurez de tus hijos. No permitas que el tiempo de oración familiar se vuelva una tarea demasiado ardua.

El tiempo de oración cada noche (o mañana) debe dividirse en un tiempo para compartir correspondencia y peticiones de oración y un tiempo para orar específicamente por cada necesidad. A cada miembro de la familia se le puede asignar una o más necesidades y se le puede pedir que dirija a la familia en oración en voz alta. Esto ayuda al niño a desarrollar confianza para dirigir la oración.


Que Sea Gráfico

La actividad de seleccionar una fotografía que represente a cada persona, familia, lugar, ministerio o necesidad en tu Album de Oración Familiar es una excelente actividad de estudio en la que puede ayudar los niños. No lo hagas muy complicado. Recuerda que la clave simplemente es el elemento visual. Busca entre tus álbumes fotográficos para encontrar las fotos más apropiadas de tu familia y parientes. Haz copias de fotos valiosas o singulares. O escribe a cada pariente y amigo pidiéndole una foto más reciente. (Diles para qué lo necesitas.) Luego, junto a cada foto escribe con letra de molde unas frases que traigan a la mente las necesidades o peticiones especiales relacionadas con cada persona: "Salvación" para el tío Jorge, "Sanidad" para la tía Susana, y "Un Automóvil" para la familia misionera del Brasil. Cuando el objeto de la oración es un automóvil, por ejemplo, ¿por qué no recortar una fotografía de un coche y pegarla en tu álbum de oración en la página que está junto a la fotografía del misionero? Los niños así podrán orar mucho mejor por esa necesidad.

Revistas de noticias proporcionarán fotografías del Presidente de la República y otros personajes importantes de tu gobierno nacional, estatal y local.

Mejores que las fotografías recortadas son las fotografías que estos personajes podrán enviarte por correo cuando las solicites. Tus hijos se beneficiarán con la actividad de hacer las cartas, y los gobernantes se beneficiarán con saber que ustedes están orando por ellos.

En el caso de misioneros, es útil recortar o fotocopiar un pequeño mapa del país o del área donde el misionero está sirviendo a Dios. Las tarjetas postales y tarjetas de oración son particularmente útiles en este caso.


Así Dice el Señor

El siguiente paso es seleccionar pasajes claves de la Escritura acerca de la oración. Escoge no sólo tus pasajes favoritos, sino saca la concordancia y descubre versículos y promesas que quizá nunca hayas visto antes. Luego pide a los que quieran y puedan que escriban en letra de molde estos pasajes en diferentes puntos a lo largo del Album de Oración Familiar. Estos serán los versículos de memorización para la familia sobre oración y traerán la autoridad de Dios a lo que ustedes están haciendo como familia. Los niños necesitan recordatorios de que lo que sus padres requieren de ellos se basa en un mandato de Dios.


Integrándolo Todo

Después de haber establecido las secciones básicas, y haber seleccionado los elementos gráficos para cada persona u objeto de oración, y haber seleccionado los versículos bíblicos, puedes empezar a pegar los materiales en tu álbum. Dales una o dos lecciones de artes gráficas a los niños. Disfruten la diversión.

Luego empieza a usar de inmediato el álbum de oración en la adoración familiar. Consérvalo en un lugar cercano a donde normalmente tienen su devocional familiar o sesiones de comentarios. Tus hijos se deleitarán viendo las fotos de cada persona o lugar, al estar orando. No te preocupes demasiado si los pequeños oran con los ojos abiertos, ¡siempre que estén viendo la foto correcta!

El Album de Oración Familiar será un anuario del ministerio de tu familia en oración. Consérvalo como un memorial al que puedas volver en años futuros. Ustedes se gozarán juntos en lo que Dios ha hecho en respuesta a las oraciones de su familia.