Make your own free website on Tripod.com

Nuestros Lectores Escriben - Abril 2002
Hogar ] Arriba ] Capítulo Sexto ] Cómo Apoyan Los Papás ] Debe Entrenar A Un Niño ] Cualidades de Carácter ] Entre Mamás - Abr 2002 ] Formación de Carácter ] Formación de Carácter 2 ] La Perspectiva de una Madre ] La Valiosa Enseñanza ] Se Turna Para Enseñar a Su Mamá ] [ Nuestros Lectores Escriben - Abril 2002 ] Protegiendo a los Hijos ] Raíces del Carácter ] Un Plan de Instrucción de Carácter ] La Última Palabra - Abril 2002 ]

 

Nuestros Lectores Escriben – Abril 2002

Nuestro Maratón de Lectura Bíblica Familiar

Un día Papá desafió a la familia, "¿Quién puede leer toda la Biblia en 30 días?" 

Bueno, ¿por qué no hemos de poder?

Los cuatro que saben leer empezaron inmediatamente.  Leían en muchos lugares – en la litera, en el sillón, en la mesa de la cocina, en una silla afuera, andando por el camino, por las sendas del bosque – horas y horas cada día.

Me pregunté si los hijos aprenderían algo leyendo así.  Por los comentarios que se hacían, me di cuenta que sí estaban aprendiendo.

La mayor, entonces de 16 años, acabó primero; no en un mes, sino en 15 días.  Actualmente esta leyendo la Biblia por décimocuarta vez – una vez por cada año de su vida.

Los otros tres hijos, de 13,11, y 9 años, terminaron en 28 días. ¡La meta se cumplió!

por Connie Ball
Mississippi, EEUU

 

Tips para la Memorización Bíblica

Además del repaso oral individual (la forma más común de memorizar), prueba una variedad de métodos para enseñar versículos de memoria.

Aquí hay unas sugerencias para ayudarte a empezar.

Usa ayudas visuales como cuadros, posters, y tarjetas para ilustrar versículos.  Un dibujo ayudará al niño a recordar el versículo al estarlo repitiendo.

Escribe un versículo en una hoja grande y cubre una palabra.  Haz que el niño repita el versículo.  Luego, cubre otra palabra.  Al pensar en la palabra escondida, el niño se estará entrenando para pensar en el versículo sin ayuda.

Escribe cada palabra del versículo en una tarjeta individual y ponlos en una mesa o una hoja con bolsitas.  Acomoda en desorden las palabras y pon al niño a acomodarlas en el orden correcto.

Para pasajes, pon a varios niños o toda la familia a que lean en coro.

Al leer el versículo y oir decir el versículo en voz alta, el niño reforzará su aprendizaje por varias modalidades (oral, auditiva y visual).  La recitación en grupo también ayuda al niño tímido a sentir apoyo del grupo.

Versículos a los cuales se les ha puesto música son divertidos de cantar y también ayudan a recordar el orden de las palabras.  Quizás tu hijo disfrute el componer su propia música para un versículo que él está aprendiendo.

Padres que saben el lenguaje de los sordo-mudos quizás quieran enseñar a sus hijos el versículo en el lenguaje de los sordo-mudos. Muchos niños aprenden fácilmente el lenguaje de los sordo-mudos y disfrutan mostrar lo que han aprendido.

Pon metas para memorización tal como un pasaje para ser aprendido dentro de cierto determinado tiempo.  Sé flexible en cuestión de comprensión de trabajo pero se lo suficientemente firme para evitar la pereza.

La tendencia en memorización es "dejarlo a un lado" y luego tener que machetear.  Un horario adecuado ayudará a enseñar al niño responsabilidad y planear bien para no andar con dilaciones.

No solo aparentes tener entusiasmo respecto a la memorización de la Escritura – ¡sé entusiasta!     Esto es una de las cosas más duraderas que harás con tu hijo.

Ingenuidad e imaginación en tus métodos le dará interés al trabajo, y una actitud de emoción hará que la memorización de versículos sea genuinamente agradable.

Reprinted by permission from Home School Helper newsletter, Bob Jones Univ. Press, Greenville, SC

 

Ahora, la Acción

Queremos dar las gracias por las conferencias que tuvimos en el D.F.  Salimos muy alentados y con muchas cosas que cambiar en nuestras vidas.  Gracias por tomar el tiempo de traer a tanta gente para que comparta sus vidas con nosotros.

Familia Iñigo
México, D. F.

 

Cordón de Tres Dobleces . . .

 Estoy solicitando muy atentamente si me pueden mandar nombres y direcciones de familias educadoras en el hogar con la finalidad de alentarnos y edificarnos en esta labor de educar a nuestros hijos en el hogar.

 Nosotros vivimos en San Luis Potosì, capital, y mucho nos agradaría que nos ayudaran conectándonos con familias que vivan en esta ciudad. 

Alfonso y Georgina Castillo
San Luis Potosí, S. L. P.

 

Educación es Clave

Realmente estoy sacando muchas lecciones de sus revistas y cassettes recibidos; los presto en la congregación para que los miembros que tienen familia puedan educarse.  Si tan sólo en el mundo hubiera la instrucción de la niñez, no habría tanta violencia e injusticia; oremos que esta situación cambie.  II Timoteo 3:15-17

Julio Valverde
Lima, Perú

 

7Dejad a los Niños Venir . . .

Saludos nuevamente desde Puerto Rico con mucho cariño a todos ustedes, y que el Señor les bendiga en su bonito ministerio a los niños, recordando que son los niños que llevarán el último mensaje a esta humanidad y que seremos nosotros los testigos de esta gran verdad.    

Familia Rodríguez Varela
Villa Rica, Puerto Rico