Make your own free website on Tripod.com

Abuelos Involucrados
Hogar ] Arriba ] Nuestro Padre Celestial ] Enseñando Sobre la Sexualidad Humana ] Edificar, Animar y Elogiar ] Nuestros Lectores Escriben - Agosto 2001 ] Entre Mamás - Agosto 2001 ] Edificando Con Amor ] 10 Peligros de la Evolución Teísta ] [ Abuelos Involucrados ] Las Reglas de Tu Casa ] La Última Palabra - Agosto 2001 ]

 

Abuelos Involucrados
por Denise P.

El artículo de Ray Ballman en la revista The Teaching Home de Abril/Mayo de 1988 menciona varios puntos muy buenos acerca de involucrar e informar a los abuelos acerca de la educación en el hogar. Tuvimos la fortuna de que todos los abuelos de nuestros hijos nos apoyaran en nuestra decisión de educar a nuestros tres hijos en el hogar.

Nosotros involucramos a los abuelos por ambos lados en nuestra escuela todo lo que ellos quisieran. Siempre son bienvenidos a pasar tiempo con nuestros hijos, y ayudarles cuando sea posible.

Los abuelos que viven en nuestra ciudad han estado muy involucrados desde el principio. El abuelo les dio clases especiales de cómputo y electricidad. Usó toda clase de equipo para explicar las lecciones, siempre dejando que los niños experimentaran a su gusto. A su abuela le encanta leerles a las niñas, y a veces es más paciente que yo durante la clase de embetunado.

El otro abuelo vive demasiado lejos para darles clases personalmente, así que se convirtió en su amigo especial por carta. Una vez por semana le escribían y él siempre les contestaba antes de que pasara una semana. Cuando los niños escribían y le contaban acerca de las experiencias de su vida, el abuelito les contestaba con experiencias similares de la infancia de él. Era emocionante aprender tanto de la historia de la familia a través de esas cartas, al igual que el arte de la comunicación a través de la palabra escrita. Era hermoso ver crecer la relación al tiempo que mejoraban sus habilidades.

Lo mejor de la participación de los abuelos eran las relaciones que estaban floreciendo entre todos nosotros. Estamos empezando a entender mejor nuestra responsabilidad común y compromiso con nuestros hijos. Estamos descubriendo talentos y habilidades en nosotros y en los que están a nuestro alrededor que antes no sabíamos que teníamos. Todos estamos enseñando y aprendiendo cada día. ¡Es un gran gozo!

The Teacjing Home
October / November 1988
Used by Permission