Make your own free website on Tripod.com

Estudio para los Seis Días de Creación
Hogar ] Arriba ] Habilidad Social en Casa ] Niños Ruidosos ] La Primera Graduación ] [ Estudio para los Seis Días de Creación ] Un Neuvo Enfoque de Atención ] La Última Palabra - Abril 1998 ]

 

Unidades de Estudio para los Seis Días de la Creación
Por James & Joy Dunlap

Cuando nuestros hijos estaban en edad preescolar nos divertimos mucho aprendiendo acerca de los días de la creación en el libro de Génesis de una manera interactiva.


Primer Día

Para el primer día de la creación, cogimos un pedazo de cartoncillo negro para representar la obscuridad que había en la tierra en el principio, y los niños pegaron trozos amarillos que corté en forma de zigzag que semejaban la luz.

Leímos Génesis 1 :1-5 y hablamos de lo que podíamos hacer durante el día, acerca de la utilidad de los días (para trabajar, jugar, comer, aprender), y de la importancia que tiene la noche para obtener el descanso que necesitamos.

Con tus hijos más grandes, usa esto como un punto de partida para estudiar una unidad con respecto a la luz. Aprendan los colores del arcoiris, estudien la teoría con respecto a las ondas solares, acerca de la mezcla de colores y aprendan de los efectos psicológicos que producen los diferentes colores (el verde produce relajación, el amarillo anima, etc.).

Estudien las diferencias entre la luz natural y la luz artificial, y hablen de cómo es que los seres vivientes necesitan de la luz para desarrollarse y crecer.

A nuestros hijos les agradó dibujar diversas fuentes de luz natural y artificial, y el aprender a colorear un arcoiris siguiendo el orden correcto en que están los colores reales. También puedes dejar que tus hijos hagan un álbum de recortes de las fuentes que producen luz.

Nuestros hijos disfrutaron el leer cómo Tomás Edison usó los principios que Dios creó en la naturaleza para inventar la lámpara incandescente.


Segundo Día

Cuando estudiamos el segundo día de la creación, di a mis hijos preescolares un pedazo de cartoncillo color turquesa y los dejé pegar una franja de color celeste en medio del papel para representar al cielo. Parte de ahí para estudiar acerca de la atmósfera de la tierra, el clima, los tipos de nubes, lo que hace de la puesta del sol algo hermoso y el por qué el cielo es azul.

Estudien el ciclo del agua, el manto acuífero, cómo es que el agua se purifica de manera natural bajo la tierra, y acerca de la contaminación del agua y del aire.

Habla con tus hijos acerca de cómo pueden ser mejores administradores de estos dos preciosos recursos de la creación de Dios.


Tercer Día

Para el tercer día de la creación, dejé que mis hijos pegaran islas a un mar color turquesa y después las cubrieran con dibujos de plantas verdes. Da a tus hijos catálogos viejos de semillas de donde puedan recortar dibujos para pegar en sus islas.

Si es durante una temporada adecuado del año, planten semillas de vegetales o flores en el jardín o en una jardinera. Aprendan acerca de las familias de las plantas usando una guía de campo y después paseen en el patio, vecindario o parque local para identificar plantas.

Investiguen libros de biblioteca que ilustren los grandes números de especies de flora que Dios creó y permite que cada niño en lo individual elija una planta para investigación posterior.

Puedes también estudiar las adaptaciones de las plantas. Yo estudié acerca de las adaptaciones de las plantas del desierto para el proyecto de la Feria de Ciencias en segundo de secundaria y me maravillé de la forma en que Dios creó las plantas para adaptarse a los diferentes tipos de climas.

Junten semillas y almacénenlas para un uso futuro y hablen acerca de la generosidad de Dios al proveer semillas abundantes de una sola planta para que el hombre siempre pudiera obtener frutos de la tierra y pudiera subsistir.

Hablen acerca de cómo Dios manda la lluvia para regar los sembradíos. ¿Qué es lo que esto nos enseña respecto al ser amables con los demás como lo es nuestro Padre Celestial?

Hablen de cómo es que Dios creó las semillas en las plantas que siempre producen plantas de la misma clase. Un grano de maíz siempre va a producir maíz y nunca melones.

Ayuda a los niños más pequeños a hacer distinción entre los seres vivientes y los no vivientes. Las semillas parecen estar muertas pero si las plantamos y las cuidamos una nueva planta brota, llena de vida y capaz de producir fruto o flores y capaz de reproducirse al producir semillas (o esporas o plantas trepadoras).

Y siguiendo con el tema de las plantas, usa las parábolas de Jesús donde usó a las plantas como ilustraciones espirituales. Nuestros niños han disfrutado mucho el dibujar las parábolas en forma de caricatura. Les he pedido que expliquen lo que cada dibujo representa espiritualmente hablando, para verificar su comprensión.

En el Salmo 1 encontramos cómo una persona que se deleita en la Palabra de Dios es semejante "a un árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo." Relaciona esto con el estudio de las necesidades específicas que tienen las plantas en general, al igual que las condiciones ideales necesarias para que ciertas plantas crezcan y lleven mucho fruto.


Cuarto Día

Para el cuarto día, usamos un pedazo de cartoncillo negro de fondo, y cortamos un sol y una luna para pegarlos, agregando luego sellos engomados de estrellas para completar el dibujo. La Biblia nos dice que Dios creó éstas no sólo para ser lumbreras sino para ser "señales para las estaciones, días y años."(Génesis 1 :14)

Yo crecí en el Pacífico del Sur con un grupo de gente semi-primitiva que por generaciones sólo disponía del sol y la luna para medir la hora del día y el transcurso de un mes o un año.

Con nuestros relojes y calendarios, tendemos a olvidar la importancia del sol y la luna que están ahí para ayudarnos a llevar la medida del paso del tiempo.

Yo tenía amigos nativos que podían navegar en el mar en sus canoas aún en la noche, sin tener tierra a la vista, usando a las estrellas como "señales", que para mí daban más sentido a este versículo.

Estudien el sol, la luna, los planetas, las estrellas y las constelaciones. Nos regalaron un telescopio y hemos podido observar la luna y los planetas más cercanos.

Nuestros hijos se han interesado mucho en las constelaciones, usando mapas de estrellas y un tipo de detector de estrellas especial que permite marcar la fecha y la hora para ver el cielo nocturno correspondiente a esa fecha y esa hora.


Quinto Día

En el quinto día Dios dijo, "Produzcan las aguas seres vivientes..." (Gén. 1 :20). Me encanta la expresión de estas palabras. Quiero que mis hijos compartan la emoción que provoca la gran diversidad de criaturas acuáticas que Dios creó.

Tómate el tiempo para ir a la biblioteca y ver varios libros que contengan fotografías y dibujos de todas las especies y familias acuáticas que puedas encontrar, y de esta manera puedes darle un significado nuevo a este versículo.

Las animales acuáticos incluyen a los vertebrados y a los invertebrados. Ve en cuántos animales de agua dulce y del mar puedes pensar de cada categoría; a esto agrega información que encuentres en los libros de la biblioteca y en guías de campo. Deja que cada niño escoja un animal para investigar y que luego hable de él en forma de reporte oral.

Utilizando las Escrituras, lean acerca de Jonás y hablen de las enseñanzas que se encuentran en este pasaje, o aprendan acerca del leviatán descrito en Job 41.

En el quinto día de la creación Dios también creó a las aves. Obtengan guías de campo y otros libros de la biblioteca que hablen acerca de las aves, o vayan a algún lugar a observar las aves, ya sea en un parque de la localidad o afuera de su propia casa.

Aprendan cómo Dios creó a las aves con la capacidad de adaptarse a su hábitat y cómo cada tipo de ave lo hace de una manera distinta.

Cerca de un centro natural en un parque que está cerca de la casa, aprendimos acerca del pájaro carpintero. Escoge alguna ave rara para que tus hijos investiguen sobre ella con el propósito de aprender acerca de la creatividad del Señor reflejada aún en la conducta y en la forma en que cada tipo de ave construye su nido.

Cuando nuestros hijos hicieron por primera vez dibujos de los días de la creación, eran demasiado pequeños para dibujar, y por eso los dejaba pegar calcomanías de peces y aves al pedazo celeste de cartulina junto con el gran pedazo de cartulina color turquesa que semejaba al agua.

Cuando crecieron, nuestros hijos dibujaron una gran variedad de aves y de animales acuáticos para representar el quinto día.


Sexto Día

En el sexto día Dios creó a todos los animales terrestres y al hombre. Las actividades antes mencionadas también se pueden aplicar para las criaturas terrestres.

Tus hijos apreciarán más la Creación de Dios después de ver en libros de consulta la gran diversidad de criaturas terrestres que Dios creó. Aprenderán esto al ver cuántos pueden enumerar, al hacer posters donde se vean las diferentes clases de animales terrestres, al investigar animales específicos para aprender sobre su comportamiento, y tal vez hasta puedan ver a los animales en el zoológico.

Dios creó a Adán y a Eva también. Habla con ellos de cómo Dios hizo a la humanidad a su semejanza. Vean las formas innumerables en las que el hombre puede expresar y usar la creatividad que Dios le dio al hombre al revisar libros sobre diversas manualidades.

La humanidad también tiene la habilidad para comunicarse. Hablen acerca de las diferentes formas que utiliza el hombre para comunicarse: comunicación oral, escritura, comunicación no-verbal, y aparatos de comunicación tales como el teléfono, el satélite y el módem de la computadora.

Lean Romanos capítulo 1, que habla acerca de la capacidad moral que tiene todo ser humano, de cómo la creación muestra la existencia de Dios, y cómo es que el hombre tiene una tendencia natural a adorar a la creación en lugar de al Creador.

También pueden hablar de cómo Dios quiso que los seres humanos fueran hombres y mujeres. Hoy en día en nuestra sociedad, donde hay una insistencia en confundir los papeles y las diferencias entre hombre y mujeres, es importante comunicar a nuestros hijos una apreciación y contentamiento por la forma en que Dios nos hizo, hombres y mujeres. Recalca que la realización y la felicidad vienen cuando uno vive el papel que Dios diseñó para él.


Séptimo Día

En el séptimo día de la creación, Dios el Señor descansó. Nosotros también debemos descansar uno de los siete días. Como familia, tenemos cuidado de tomar como día de descanso el domingo, no en forma legalista sino en forma de agradecimiento.

Apreciamos el día de reposo como un regalo de parte de Dios nuestro Padre, quien nos creó y sabe la mejor forma de suplir nuestras necesidades.

Copyright 1997 The Teaching Home
Box 20219, Portland OR 97294
July/August p.36
Reprinted by Permission