Make your own free website on Tripod.com

Habilidad Social en Casa
Hogar ] Arriba ] [ Habilidad Social en Casa ] Niños Ruidosos ] La Primera Graduación ] Estudio para los Seis Días de Creación ] Un Neuvo Enfoque de Atención ] La Última Palabra - Abril 1998 ]

 

Habilidad Social Cuando el Centro de Aprendizaje está en Casa
Por Michael Farris

"Permíteme asegurarte que tus hijos te saldrán bien."

A cualquier persona que haya educado en el hogar por más de dos semanas se le ha hecho la pregunta, "¿Cómo va a aprender tu hijo a socializar con otros niños, si se le educa en el hogar?" Esta fue la primera pregunta que yo hice cuando oí por primera vez acerca de la educación en el hogar en 1982.

La educación en el hogar definitivamente no elimina la aptitud de un niño para aprender estas habilidades sociales. La educación en el hogar simplemente permite que tu hijo las aprenda de una manera que no interfiere con lo académico ni va en contra de los valores de tu familia.

En realidad, el educar en el hogar puede ser ventaja, y no desventaja, para el estudiante. Considera esto un momento: ¿realmente quieres que tu hijo haga su tarea de álgebra mientras que habla por teléfono con su amigo? Probablemente no.

El sentido común te dice que cierta separación entre la escuela y los amigos es una buena idea.

Gran parte de lo que ocurre en las escuelas públicas es una mezcla inapropiada de la socialización y lo académico. Los niños cuchichean, se pasan recados, o realizan otras actividades "sociales" mientras que el maestro hace lo que puede por impartir la lección del día.

Pero también hay algunos aspectos de los que quizás quieras proteger a tus hijos que son obviamente incorrectos en cualquier contexto. Las drogas, el alcohol, y el sexo pre-marital son parte integral de la escena social de las escuelas que los niños educados en el hogar no verán durante el día académico (y hasta cierto punto, tampoco durante su vida en general, según mi experiencia).

Educando en el hogar puedes afinar las habilidades sociales de tu hijo enseñándole cómo interactuar en el tiempo correcto con la gente correcta. Los hijos educados en el hogar frecuentemente son participantes en actividades y servicios de la comunidad y de la iglesia.

A la hora del trabajo académico, los estudiantes en el hogar frecuentemente lo enfrentan con vigor -- y es probable que apliquen la misma energía con sus contactos y servicios sociales.

En un nivel mas técnico, los sociólogos dicen que las escuelas son generalmente la manera en que enseñamos a la siguiente generación las reglas de la sociedad.

¿Realmente queremos que nuestros hijitos de 6 años sean los responsables de enseñarse unos a otros los valores de la sociedad? ¿No es mejor que los niños aprendan las reglas de la sociedad de parte tuya o de otros adultos responsables?

Los niños están constantemente absorbiendo información mientras que su mente está creciendo. Si pasan la mayor parte de su tiempo con otros de su edad, consiguen sus valores fundamentales de sus semejantes. Si pasan el tiempo con sus padres y sus familias, sus padres son las fuentes de los valores del niño y pueden contestar cualquier pregunta o temor que surja.

Yo quedé convencido de que el educar en el hogar realmente funcionaba bien cuando vi a mi hija mayor, Christy, a la edad de 14 años, sentada en una cena en París entre un sacerdote de Portugal y un abogado de Londres. Ella estaba sosteniendo una conversación animada con ellos, demostrando su habilidad de llevarse bien con los de otras edades y otras culturas.

¿No es esta la prueba real de las habilidades sociales de tu hijo — la habilidad de llevarse bien con los demás y no tan sólo con los de su edad?

Las escuelas son contrarias al funcionamiento de la vida en general. ¿En qué otra parte de la sociedad se encuentra la gente segregada en grupos por edades?

En caso de que se pregunten si Christy puede llevarse bien con gente de su misma edad, ella fue elegida vicepresidente de la sociedad de alumnos en la universidad.

Con los años, he desarrollado la prueba máxima para los que se preocupan por la socialización de su hijo. Lleva a 25 niños de seis años de edad y un adulto a una fiesta de cumpleaños en McDonalds. Usa una cuarto privado para fiestas. Pon a funcionar un cronómetro. Ve cuánto tiempo se lleva el grupo en deteriorarse socialmente y convertir la fiesta en una experiencia negativa. Sería menos que las seis horas que tiene un día escolar típico.

Si educas en el hogar, tus hijos no van a ser unos inadaptados sociales. Después de 15 años de experiencia educando a mi propia familia en el hogar, permíteme asegurarte que tus hijos saldrán bien.

Copyright 1998 The Teaching Home
Box 20219, Portland OR 97294
January/February p.63
Reprinted by Permission