Make your own free website on Tripod.com

Preguntas y Respuestas
Hogar ] Arriba ] "Verdadero" Educador en el Hogar ] El Preescolar y la Comunicación ] La Porción de Madre y Esposa ] Nuestros Lectores Escriben ] Entre Mamás ] Proyectos Prácticos Para Nuestros Hijos ] Agotamiento ] Enseñanza de Niveles Múltiples ] [ Preguntas y Respuestas ] Buscando el Equilibrio ] Matemáticas para el Mundo Real ] Liberando a Mis Hijos ]

 

Preguntas y Respuestas Sobre Educación en el Hogar
por Teresa Meyers

Pregunta: "¿Realizas algunas actividades organizadas relacionadas con educación en el hogar en el verano? Si es así, ¿qué clase de cosas haces?"

Respuesta: Nuestra familia siempre ha continuado con las actividades educativas durante el verano. Me apresuro a asegurar a los escépticos que no seguimos al mismo ritmo que durante todo el año, pero sí hemos visto muchas ventajas con este calendario.

Primero, hemos eliminado casi por completo el aburrimiento de verano que viene como resultado de un exceso de tiempo de ocio. Nuestros hijos se desempeñan mucho mejor cuando pueden contar con algún tipo de rutina establecida. Hacemos algo de escuela por las mañanas, y todavía nos quedan las tardes libres para otras actividades.

Además, nunca he podido ver la ventaja de tomar tres meses libres de escuela. Posiblemente esta tradición tuvo su origen en una época en que la sociedad estaba más orientada hacia la agricultura y se tenía que contar con el trabajo de los niños en la granja durante esos meses. Nuestra familia no tiene esa necesidad. Lo que sí sé es que en las escuelas de gobierno se ocupa casi todo el mes de septiembre volviendo a enseñar los conceptos que los alumnos han olvidado durante el verano. 

Como nuestra familia no toma estas largas vacaciones, he descubierto que generalmente podemos saltarnos una cuarta a una tercera parte del inicio de muchos de los libros de texto, especialmente en matemáticas. Estos libros han sido diseñados sobre la suposición de que los conceptos han sido olvidados y que existe necesidad de repasarlos. Cuando nuestros hijos terminan un libro de matemáticas, simplemente continuamos con el siguiente.
Como he dicho anteriormente, no seguimos con todo el programa educativo todo el verano. Algunas materias requieren de un estudio más intensivo, sin interrupciones, lo cual resulta difícil durante los meses de verano. Pero sí insisto en que continuemos con las materias básicas: matemáticas, gramática y Biblia. Como suspendemos algunas materias, tenemos más libertad para elegir algún tema y estudiarlo sólo por afición. Un verano hicimos un mini-curso de un idioma extranjero. Otro año pudimos realizar algunas actividades participativas prácticas de ciencias que son difíciles de realizar en otras épocas del año. Un verano lo invertimos trabajando con nuestras ovejas, preparándolas para una exhibición en la feria regional. Nuestros hijos se entusiasman con la posibilidad de hacer sugerencias de temas especiales para escuela de verano.

Finalmente, otra ventaja que hemos visto con la escuela continua todo el año, es que nos da más libertad para tomar tiempo libre ocasionalmente sin sentir que nos estamos atrasando. Nos permite aprovechar tarifas especiales por temporada baja en algunas actividades, y tenemos libertad para servir a otros. Lejos de limitarnos, este calendario nos da más libertad.

Reprinted from The NICHE Newsletter
May/June 2004
Box 158
Dexter, Iowa 50070