Make your own free website on Tripod.com

Lista de Control para Iniciar el Año
Hogar ] Arriba ] 20 Elementos para la Exitosa Educación ] [ Lista de Control para Iniciar el Año ] Nuestros Lectores Escriben - Agosto 1999 ] Entre Mamás - Agosto 1999 ] Ejercicios Creativos de Matemáticas ] Familias Aritméticas ] Cambiando el Corazón de un Rebelde ] Juego de "Pesca" Matemática ] ¿Cómo Pueden Ayudar a la Iglesia? ] La Última Palabra - Ago 1999 ]

 

Lista de Control para Iniciar Cualquier Año de Escuela en Casa
Por Sue Welch

Oración. Ora continuamente por sabiduría, dirección, y fuerza (Prov. 3:5-6). Dale prioridad a pasar tiempo diariamente a solas con el Señor (o varios períodos breves).

Comunicación. Mantén la buena comunicación con tu cónyuge durante cada paso del proceso. Uno podrá hacer la mayoría de la investigación, planeación, o enseñanza, pero el otro debe estar enterado e involucrado en la toma de decisiones, especialmente al fijar las metas.

Metas. Escribe (o revisa) tu filosofía y metas a largo plazo en cuanto a la educación y el entrenamiento de tus hijos. Incluye versículos bíblicos pertinentes y planea las materias académicas y áreas no académicas tales como carácter y habilidades para la vida. Efectúa cambios o adiciones conforme vayas obteniendo más entendimiento y experiencia.

Inventario. Haz un inventario de los conocimientos, las habilidades y el carácter de cada hijo. Puedes utilizar exámenes estandarizados, diagnósticos de casas editoriales, o exámenes verbales o por escrito hechos en casa, además de tus observaciones cotidianas valiosas.

Objetivos. Fija objetivos para cada hijo que le encaminarán hacia tus metas a largo plazo. (Varios hijos pueden compartir objetivos similares en materias como historia o ciencias. Usualmente estarían en diferentes niveles de matemáticas y tendrían diferentes necesidades en el desarrollo de carácter.)

Puedes hallar el plan de estudios de la editorial o una lista de los conceptos normalmente enseñados en cada nivel como una fuente útil de ideas o una guía al escoger los materiales que mejor se acoplen a tus objetivos.

Comenta estos objetivos con cada hijo en privado, y explica cómo se acoplan al cuadro grande de su futuro.

Métodos. Considera varios métodos de enseñanza, planes de estudio, y otros recursos disponibles. Las diferencias básicas tienen que ver con grado de estructura o flexibilidad que desees usar en cada etapa del desarrollo de tu hijo. Si es posible, visita una feria de materiales académicos.

Presupuesto. Ajusta tu presupuesto, repartiendo fondos para los materiales educativos. Podrás gastar menos en ropa "para escuela" o transporte y enfatizar herramientas de aprendizaje, libros, y juegos como regalos. Las comidas más económicas que requieren más preparación pueden reducir los costos y proporcionar educación en las habilidades para la vida al mismo tiempo.

Biblioteca de Consulta. Añade a la biblioteca de consulta de tu familia literatura de calidad y apoyos audiovisuales educativos, especialmente artículos que ayudarán a cumplir con los objetivos de este año.

Bibliotecas. Familiarízate con tu biblioteca local. Aprende cómo usar su sistema para encontrar libros por tema, título, o autor y cómo reservar libros o pedirlos mediante préstamos interbibliotecarios. Explora la sección de consulta. También echa un vistazo a la biblioteca de tu iglesia y averigua si las escuelas cristianas o institutos bíblicos te permitirán usar sus bibliotecas.

Materiales. Escoge y haz una lista de los métodos y materiales que usarás para cumplir con tus objetivos para cada hijo en este año. Entonces, lo ideal sería pedir o recoger los materiales ¡desde temprano!

Los textos o libros de trabajo se pueden complementar con estudios de unidad, juegos, proyectos, etc. para cubrir todos los objetivos.

Podrás seleccionar solamente parte de algunos libros si el resto del material se tratará (o ya se trató) en otro tiempo.

Decide cuáles hijos pueden ser enseñados juntos con el mismo material para el más eficiente uso del tiempo y esfuerzo.

(Por ejemplo, podrías leer un texto de historia del cuarto nivel a todos tus hijos, asignar proyectos a cada uno según su edad, tales como pláticas verbales y una artesanía o drama para los pequeños, más lectura o investigación para los mayores.)

Arreglos Jurídicos. Efectúa planes para cumplir con las leyes estatales lo más posible y considera inscribirte en la Asociación de la Defensa Jurídica de la Educación en el Hogar.

Organización Doméstica. Haz una limpieza completa de tu casa. Desecha los artículos no usados y guarda los de poco uso. Designa "un lugar para cada cosa" incluyendo espacio para libros y útiles escolares.

Horario Familiar. Vuelve a organizar el horario de tu familia y la asignación de los quehaceres para que se acoplen con tus actividades educativas. Entrena a los hijos a hacer los quehaceres de la casa y establece horas fijas para comer e irse a la cama.

Disciplina. Trata de manera congruente con los problemas de conducta y actitud.

Compromiso. Prepárate para tratar con la oposición o la falta de éxito inmediato mediante la oración, los ajustes, y la perseverancia.

Ventaja. Establece las partes no académicas (p ej., Biblia, habilidades para la vida) de tu programa algunas semanas antes que empiecen los otros estudios.

Repaso por el Maestro. Estudia las habilidades básicas de matemáticas y fonética y reglas de ortografía con el fin de prepararte para presentar éstas a tus hijos. Revisa un manual de gramática que utilizarás como referencia. Luego, puedes aprender o repasar otro material con tus hijos mientras ellos lo aprendan.

Calendario. Planea tu calendario del año, notando los días escolares, días de examen, descanso, vacaciones, y eventos especiales.

Preparación. Familiarízate con tu plan de estudios, fijándote en las divisiones de unidad, y consigue cualquier material complementario necesario.

Planeación. Decide y haz una lista de los temas, las unidades, o las materias, y las semanas o los meses durante los cuales lo vas a ver para determinar un plan maestro para el año.

(Por ejemplo, podrías planear cierto número de páginas por día en matemáticas y lenguaje, un capítulo cada dos semanas en historia y ciencia, o un capítulo de historia cada semana del primer semestre y un capítulo de ciencia cada semana del segundo. También las unidades se pueden ajustar para que coincidan con eventos o temporadas relacionadas.)

Horario Escolar. Utiliza tu plan maestro para desarrollar tu horario escolar diario y semanal.

Lleva Registros. Decide cómo vas a registrar actividades planeadas y realizadas. Consigue materiales para guardar registros y archivos y otros útiles escolares.

Primera Semana. Planea tu primera semana o unidad, consultando tu plan maestro.

Festividades. Planea una festividad para el primer día de escuela y al cumplir la primera semana o unidad de estudios, además al dominar ciertas destrezas significativas.

Explicaciones. Explica cuidadosamente tus expectativas y procedimientos a tus hijos.

Empieza. Empieza y síguele. (Efectúa los cambios y ajustes conforme se requieran.)

¡Disfruta este maravilloso privilegio de invertir tu vida momento a momento en las vidas de tus hijos!