Make your own free website on Tripod.com

La Última Palabra Octubre 1996
Hogar ] Arriba ] Conferencia ] Nuestros Lectores Escriben - Oct 1996 ] Preguntas y Respuestas ] [ La Última Palabra Octubre 1996 ]

 

La Última Palabra - Oct 1999
Por Mike Richardson

Estimados,

Estoy seguro que para este tiempo todos ustedes habrán iniciado su año escolar. Este año (como la mayoría de los años) tuvimos algunas circunstancias que nos obligaron a cambiar nuestro calendario escolar. Por consecuencia tuvimos que reacomodar nuestros planes para todo el año.

Un elemento clave para el éxito en la educación en el hogar es la flexibilidad. La Biblia dice en Proverbios 16:9, "El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos." Necesitamos estar dispuestos a ver estas "interrupciones" como las aulas de clases que Dios usa para nuestra familia.

Al paso de los años hemos estudiado en muchas de estas "aulas" no programadas. En el primer mes de nuestro primer año de educación en el hogar, mi hijo mayor, Jeremy, tuvo un accidente y se lastimó el ojo. Tuvo que acudir al oculista. Habíamos estado estudiando las partes del ojo. Todos mis hijos acababan de memorizar los nombres de todas las partes del ojo y todas las diversas enfermedades comunes de los ojos. Aunque no habíamos programado este accidente, Dios permitió que se convirtiera en un "viaje de estudios" especial para nosotros al consultorio del médico. Nuestros hijos aprovecharon sabiamente esta oportunidad para hacerle muchas preguntas al médico acerca del ojo y de las enfermedades del ojo. Ahora recordamos este accidente como una de las aulas de clase de Dios.

Días antes de la fecha planeada para el inicio de nuestros estudios formales de este año, recibí una llamada de un amigo que es pastor de una iglesia aquí en Monterrey. Su iglesia iba a iniciar una nueva escuela cristiana y aún les faltaba un maestro con dominio del inglés. El me preguntaba si le podíamos ayudar. Dos de mis hijos habían colaborado en tiempo parcial con otra escuela durante tres años. Habíamos planeado que estuvieran en casa de tiempo completo este año para que puedieran avanzar más en las áreas académicas. (Recuerden que como educadores en el hogar debemos estarnos concentrando en un carácter piadoso, y no sólo en lo académico.) Después de orar unos días decidimos ayudar a la escuela por dos semanas. Pospusimos los planes que habíamos hecho para este año. Esas dos semanas se convirtieron en cinco semanas. El 7 de octubre fue el primer día completo que dedicamos a nuestra escuela en casa este año.

bulletAl mirar en retrospecto estas cinco semanas de planes cambiados, veo varias cosas que han pasado.
bulletNuestros hijos han aprendido más acerca de anteponer las necesidades de otros a las suyas propias.
bulletComo familia hemos aprendido más acerca de dar nuestro tiempo y darnos nosotros mismos al Señor.
bulletPudimos ayudar a una señorita a venir a México como misionera (para trabajar en la escuela).
bulletNuestros hijos han adquirido mayor experiencia en la enseñanza.
bulletNuestros hijos han aprendido a usar sabiamente su tiempo "libre".
bulletHemos conocido a un nuevo grupo de creyentes que se están convirtiendo en amigos íntimos de la familia.

Si estamos dispuestos a considerar los problemas y circunstancias que surgen en nuestra educación en el hogar como las aulas de clases de Dios, podremos adecuar mejor nuestros planes a los de él. Como resultado, nuestra familia será finalmente mucho mejor "educada".

En Cristo,

Mike y Pam

P.D. No olviden la primera Conferencia Anual de Educadores en el Hogar, en Saltillo, Coah. los dias 16 y 17 de noviembre.