Make your own free website on Tripod.com

Noche de "Open House"
Hogar ] Arriba ] Respecto al Cuidado de los Hijos ] Capítulo Nueve ] Cómo Invertir Tus Fondos ] La Administración del Tiempo ] ¿De Quién es Esta Escuela? ] Decentemente y con Orden ] Diez Cosas Que Quisiera Haber Sabido ] Entre Mamás - Diciembre 2002 ] [ Noche de "Open House" ] Nuestros Lectores Escriben - Diciembre 2002 ] Preguntas y Respuestas ] Sólo para Papás ] Un Fiel Mayordomo del Tiempo ] La Última Palabra - Diciembre 2002 ]

 

Noche de “Open House” Impresiona a Familiares
por Wendy H.

Yo buscaba una manera de incluir a abuelos, tíos y tías en la experiencia de nuestros hijos al ser instruidos en el hogar. Aun cuando todos ellos en general están de acuerdo con nuestra decisión de instruir en el hogar, siempre está esa duda: “¿Realmente funcionará esto?” Creo que hemos tenido éxito y hemos encontrado una manera “tradicional” de incluirlos a ellos.

Hemos celebrado una noche de “open house.” Estructuramos el evento de manera muy semejante a lo que haría cualquier escuela, pero como educadores en el hogar, pudimos hacer mucho más.

El evento se anunció en invitaciones elaboradas por los mismos hijos. Cuando llegaron los invitados, los niños sirvieron una cena que ellos habían preparado, y presentaron una breve obra teatral (con todo y disfraces). Luego empezó el tiempo de exhibiciones. Los hijos presentaron a todos el contenido de sus escritorios, incluyendo trabajos recientemente terminados y proyectos que actualmente estamos realizando. Se exhibieron trabajos artísticos, y el pizarrón anunciaba: “¡Bienvenidos a nuestra escuela!”

Escogimos como tema del evento “Hawaii” y lo reflejamos tanto en nuestra vestimenta como en el menú. Fue un excelente estudio por unidades mientras realizábamos los preparativos para la actividad.

Concluimos la actividad sirviendo un postre (también confeccionado por los niños). Todos los invitados estaban muy impresionados con los logros de los muchachos y su participación en el evento. Pudieron observar de primera mano que la educación en el hogar sí funciona aún mejor que lo ellos habían imaginado.

Yo animaría a cualquier familia a celebrar una noche de “open house.” Se requiere un gran esfuerzo, pero las recompensas son muchas. Satisfacer las expectativas de la gente (siempre que no requiera de la violación de la ley de Dios) a veces es la manera más efectiva de granjear su apoyo.

Copyright April/May 1991

by The Teaching Home,

Box 20219, Portland, OR 97294

www.TeachingHome.com

Reprinted by permission