Make your own free website on Tripod.com

Preparando a Nuestros Hijos
Hogar ] Arriba ] Actividades para Desarrollar Destrezas ] Capítulo Siete ] Citas ] Los Fósiles Humanos ] Entre Mamás - Junio 2002 ] La Llave ] Los adolescentes ] Nuestros Lectores Escriben - Junio 2002 ] Ortografía ] Preguntas Contestadas ] [ Preparando a Nuestros Hijos ] Socialización ] La Última Palabra - Junio 2002 ]

 

Preparando a Nuestros Hijos para Escoger un Cónyuge Piadoso
Por Wayne W.

Es probable que tu hijo no tome ninguna decisión que tenga efectos más prolongados que la de escoger la compañera para el resto de su vida.

Hay seis maneras en que los padres pueden ayudar a sus hijos a estar listos para cuando sea tiempo de escoger a su cónyuge.

1. Enséñales a evaluar a la gente basándose en un carácter cristiano, no basándose en su apariencia, riqueza, o su nivel social.

La sociedad en la que vivimos le da mucha más importancia a la apariencia, riqueza, y nivel social que lo que le da al carácter. Muchos cristianos cometen el mismo error y, sin que sea su intención, enseñan a sus hijos a darle más valor a lo superficial que a lo interno. Lo hacen al constantemente llamar su atención a "qué hermosa" o "qué guapo" es determinada persona, o al pasar más tiempo arreglando a sus hijos, o asegurándose de que estén a la moda, que lo que dedican enfocando su atención sobre el carácter piadoso.

Los niños registran subconscientemente lo que es importante para los padres. Aunque es importante que estén arreglados y presentables, debemos ser más verbales en elogiar su carácter piadoso que en su belleza física. Y debemos enseñarles que un carácter piadoso hace que una persona sea verdaderamente atractiva.

En I Pedro 3:3,4 las Escrituras dan la siguiente enseñanza a las mujeres: "Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios."

2. Enséñales a pedir la dirección de Dios en los asuntos más "pequeños".

Los niños tienen que desarrollar fe para creer que Dios les guiará y suplirá sus necesidades. Si nosotros no les ayudamos a desarrollar su fe al ver la dirección y provisión de Dios en asuntos pequeños, será mucho más difícil que crean que Dios suplirá las necesidades más grandes – un cónyuge piadoso.

Dios está interesado en todos los detalles de nuestras vidas. El niño que crece en una familia que ora respecto a todas las situaciones de la vida diaria, no tendrá dificultad para creer que en circunstancias reales Dios le guiará a un cónyuge piadoso. Proverbios 3:5, 6 nos dice, " Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas."

3. Ayúdales a desarrollar el hábito de pedir a Dios que provea el cónyuge que él desee.

Ayúdales a tus hijos a desarrollar el hábito de orar específicamente para que Dios los dirija a la persona correcta para casarse. Alguien dijo acertadamente que "Dios da lo mejor a los que le dejan la decisión a él." Mi hijo podrá encontrarse con una mujer piadosa que sea perfecta, sin que por eso sea perfecta para él. Es probable que tenga que esperar a la que Dios tenga para él. No corresponde a nuestros hijos "atrapar" a su pareja, sino confiar en Dios para su pareja.

4. Desarrolla en ellos la convicción de permanecer moralmente puros antes del matrimonio.

I Tesalonicenses 4:3-5 dice: "Pues la voluntad de Dios es . . .que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios." No debemos buscar pareja motivados por "concupiscencia" como los del mundo. En nuestra sociedad se vende la concupiscencia como si fuera una actividad deseable. ¡Nosotros debemos ayudar a nuestros hijos a entender que la concupiscencia es nuestro enemigo, no la fuente de entretenimiento! I Pedro 2:11 dice: "...que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma."

5. Enséñales lo que dice la Biblia respecto a los papeles y responsabilidades del esposo y de la esposa.

Un esposo debe amar a su esposa, dirigirla, protegerla, proveer para sus necesidades, quererla, honrarla, depender de (necesitarla a) ella, y enseñar la Palabra de Dios a sus hijos (Efesios 5:23, 25, 28, 29; I Pedro 3:7; I Corintios 7:33-34; 11:11; Deuteronomio 6:6,7).

Una esposa debe amar a su esposo, sujetarse a él, respetarlo, ayudarle, agradarle, depender de (necesitarlo a) él, tener un espíritu afable y apacible, amar a sus hijos, y hacer hogar (Tito 2:3-5; I Pedro 3:1-4; Efesios 5:33; Génesis 2:18; I Corintios 7:33-34; 11:11).

6. Enséñales a enfocarse en ser la persona "correcta", y no sólo en "encontrar" a la persona correcta.

Si pudiéramos formar a nuestros hijos con un deseo de ser la persona que Dios quiere que sean, Dios será fiel para dirigirles a la persona con la que él quiere que se casen. II Crónicas 16:9 dice: "Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él." Si una persona quiere atraer y casarse con una persona piadosa, debe ser una persona piadosa ella misma.

Copyright December / January 1991

by The Teaching Home

Box 20219, Portland OR 97294,

www.TeachingHome.com

Reprinted by permission