Make your own free website on Tripod.com

La Televisión a la Luz del Salmo 101
Hogar ] Arriba ] La Enseñanza de las Matemáticas ] Nuestros Lectores Escriben - Junio 1999 ] Un Pastor Educador  Abre su Corazón ] Enseñando a Dos o Más ] Entre Mamás - Junio 1999 ] [ La Televisión a la Luz del Salmo 101 ]

 

La Televisión a la Luz del Salmo 101
Por el Dr. Roland Garlick

¿Cómo contestaría Dios a tu pregunta acerca de tener un televisor en casa?

Por favor miren la siguiente instrucción directamente de nuestro Padre celestial tocante a la televisión. El nos dio un claro mandamiento concerniente a la televisión en el Salmo 101. "Misericordia y juicio cantaré; a ti cantaré yo, oh Jehová."

No estoy tratando de darte mi opinión personal o mis pensamientos sobre este asunto, y si tú estás buscando sinceramente la voluntad de Dios para tu hogar, entonces por favor pon a un lado todas tus propias conclusiones preconcebidas y mira cuidadosamente el consejo de Dios.

La "caja" conocida como televisión no es ni buena ni mala. Es justamente un aparato para transmitir sonido e imagen a tu casa. Un auto es solamente un mueble para transportarte. Un auto puede transportarte de igual forma escapando después de matar a alguien, o huyendo después de robar un banco, pero también te puede llevar a la iglesia.  Entendamos que no estamos examinando la "caja" sino las imágenes y los mensajes que este aparato puede llevar a tu casa.

¿QUE DICE DIOS AL RESPECTO?  Casi en todas las casas encontramos un televisor, y en la mayoría de los casos su uso está fuera de control. Seamos completamente honestos. ¿Cuándo te anima tu canal de televisión normal (no estoy hablando de las estaciones de televisión religiosas, de eso hablaremos más tarde)  a ganar almas para el Señor, o al leer tu Biblia, o a tener un tiempo de oración? Por otra parte, tú tienes programas seculares y los anuncios comerciales, ¿y qué dicen ellos?: "Déjame demostrarte cómo tomar, fumar, adulterar, blasfemar, mentir, fornicar."   Y algo que nunca puede faltar en los programas de televisión: asesinatos, malicia, venganza y odio. ¿Y puedes decir que todo esto es hecho en el nombre de Dios?

Yo creo que quisiéramos, si estamos en casa, tener que decir: "Sí, estos son los tiempos en los que la mayoría de los programas de televisión son de este contenido. )Cómo puede Dios guiarnos acerca de esto?" Dios nos muestra su voluntad y sus mandamientos a través de su divina e inspirada Palabra. David, en el Salmo 101 escribió las siguientes palabras que nos darán luz: Salmo 101:1 "Misericordia y juicio cantaré; a ti cantaré yo, oh Jehová." Te pregunto sinceramente: "¿Acaso las canciones que escuchas por la televisión hablan de la misericordia y el juicio de Dios?" ¿Te acercan al Señor esas canciones? La respuesta es un rotundo ¡no! Ciertamente no agrada al Señor la ejecución de la música rock, y todo hogar que quiera honrar a Dios debe abstenerse de ella. Y qué tan cerca están casi todos los anuncios comerciales de tener sonidos de rock. Los niños que asiduamente ven las caricaturas están siendo bombardeados constantemente con el ritmo de la música rock, eso podría predisponerlos a que más adelante les guste ese tipo de música.  Las caricaturas son uno de los medios más usados para difundir la música rock. ¿Acaso no es verdad que los niños que se la pasan viendo televisión después andan cantando las canciones mundanas y repitiendo los anuncios comerciales? Tengo que resaltar aquí que cuando no hay televisión los niños pueden aprender y cantar durante el día los cantos que aprendieron en la Escuela Dominical.

    ¿Quisieras que tus hijos aprendieran a cantar: "Winston, qué buen sabor de cigarro para fumar" o "Cristo me ama bien lo sé, Su Palabra dice así..."? Ellos tal vez puedan o no aprender "Cristo me ama" en la Escuela Dominical, pero si se la pasan viendo televisión aprenderán QUE WINSTON TIENE UN BUEN SABOR, Y MUCHAS COSAS PEORES.

Esto es posible al exponer la "computadora" (mente) de los pequeños a los anuncios comerciales, canciones, películas, caricaturas con ritmo de rock y otras producciones hechas por personas inconversas tratando de implantar su propia filosofía a cualquier persona que mire la televisión.

Si un virus entrara a una computadora destruiría lo provechoso de sus programas. Los virus de la filosofía del mundo son producidos por gente inconversa, y cualquier película de televisión, vieja o nueva, caricaturas, o cualquier otra cosa producida por personas no salvas, están llenas de virus que podrían destruir la utilidad de la mente que es expuesta a estas producciones.

Una vez que la exposición está allí, el proceso de programar la mente para pensar como el mundo es irreversible. Por esta razón Dios en su Palabra nos habla mucho acerca de la mente: "Haya, pues, entre vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús." Filipenses 2:5

Salmo 101:1 "Misericordia y juicio cantaré; a ti cantaré yo, oh Jehová."

Déjame decirte algo de la mente "computadora". En estos versículos, la mente es como una computadora recibiendo y dando información. Una vez que se ha programado, la mente reaccionará de la forma como ha sido programada.

I Samuel 2:35 "Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazón y a mi alma; y yo le edificaré casa firme, y andará delante de mi ungido todos los días." Aquí Dios ha programado la mente, lo cual resulta en una "casa firme".

Proverbios 21:27 "El sacrificio de los impíos es abominación; ¡cuánto más ofreciéndolo con maldad!" Una mente que es programada para hacer cosas impías es una abominación al Señor. Una mente expuesta a la televisión, será programada con cosas impías.

Mateo 22:37 "Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente." La correcta programación es que "con toda tu mente" ames a Dios. Tú no puedes exponer tu mente a la corrupción de la televisión sin dejar de programar tu mente con sus formas mundanas de pensamiento.

Lucas 8:35 "Y salieron a ver lo que había sucedido; y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo." Jesús reprogramó a este hombre para que tuviera una mente correcta.  Tomó un milagro de Dios dar a este hombre una "mente correcta". Dios no te reprogramará a menos que lo quieras más que tu televisión.

Hechos 17:11 "Y éstos (los de Berea) eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así."  Tu mente está "lista", tú puedes poner en ella las Escrituras o las cosas del mundo. Los hermanos de Berea eran más nobles porque recibieron la palabra en su mente con solicitud. Algo muy importante: (ellos no tenían televisión!

Romanos 1:28 "Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen." Aquí está una mente completamente programada con el mundo. Una "mente reprobada" no tiene nada de Dios, tiene todo del mundo. Mi amigo, eso es exactamente lo que recibes de la televisión: una mente reprobada.

Romanos 8:7 "Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden."  Una mente carnal está en contra de Dios. "Carnal" significa "sensual". Esto abarca toda suerte de perversidades, adulterio, fornicación y homosexualidad. Todo eso es promovido por la televisión como si fuera algo bueno. ¿Por qué estamos viviendo una crisis en la moral? Porque los jóvenes están siendo programados a pensar que todo es aceptable, y que no importa que cada quien haga lo que se le pegue la gana. Me avergüenza que la mayor parte de los programas de la televisión están en contra de los valores absolutos de Dios.  El pecado es pecado y el sexo fuera del matrimonio es pecado. Tu televisor no puede ayudarte a enseñar esto; al contrario, tu televisor estimulará una mente carnal que es "enemistad contra Dios".

Romanos 12:2 "Y no os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."  Una mente corrupta puede ser renovada. Pero esa renovación dependerá de que la fuente de corrupción sea quitada. Esto es como cuando tienes una espina en el pie, puedes poner toda clase de medicamentos para sentir alivio pero el problema se acabará hasta que la espina sea removida. Podemos ir a la iglesia, escuchar el mensaje e ir al altar. Podemos sinceramente hacer lo recto delante de Dios, luego vamos a casa, encendemos el televisor y otra vez la misma "espina" va a enconarse de nuevo.

Romanos 15:6 "Para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo." Tú no puedes glorificar a Dios con la basura de la televisión en tu mente.

I Corintios 3:16 "...Mas nosotros tenemos la mente de Cristo." Si tenemos la mente de Cristo no desearemos ver lo que enseña la televisión.

Efesios 2:3 "Entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás." Este texto nos muestra claramente cómo es la mente de los que enseñan e la televisión. Tenemos dos mentes: la mente de Cristo y la mente del mundo, las cuales son contrarias una a la otra. Los que producen programas de televisión tienen la mente del mundo, y por no ser salvos no pueden pensar de otra manera excepto como el mundo piensa. No son capaces de pensar con la mente de Cristo puesto que no la tienen.  Ellos andan en la vanidad de su mente (Efesios 4:17). Cuando somos salvos, Dios cambia nuestra mente y somos renovados espiritualmente. (Efesios 4:23; Colosenses 1:21). Una persona que ha sido salva, con una mente nueva, piensa diferente.

Una persona con una mente carnal no puede pensar de una manera diferente (Colosenses 2:18). Los productores de televisión tienen su mente y sus conciencias corrompidas (Tito 1:15). La única forma como podemos honrar a Dios es poner su Ley en nuestra mente. La Biblia dice que debemos "ceñir los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios..." (I Pedro 1:13).

Toma tu decisión: Te vas a quedar con la basura del mundo o escogerás el amor de Dios.  Estimado amigo, estoy seguro que la televisión no va a mostrarte nada de Dios, por el contrario te mostrará la corrupción de este mundo. Es completamente imposible que permitas que la basura del mundo entre a tu mente por la televisión sin que haga daño a tu vida.

Recuerda que tu mente es como una computadora. ¿Qué estás recibiendo en tu computadora (mente)? Tus niños están recibiendo enseñanzas para programar su mente ¿de dónde la están recibiendo? Su computadora (mente) va a guardar un buen tesoro o un mal tesoro dependiendo de la forma como fue programada.

CONCLUSION: Es imposible para un cristiano actuar apropiadamente si programa su mente con lo que enseña la televisión. Es por eso que David dijo "abre mis ojos y miraré las maravillas de tu ley".

Si estás en algún problema sobre este asunto en tu mente, tal vez necesitas ir al Señor para encontrar la salvación. ¿Estás cien por ciento seguro que irás al cielo cuando mueras? Haz esto: Acepta que eres pecador, confía que hay esperanza porque Cristo ya pagó por todos tus pecados al morir en la cruz del Calvario. El quiere y puede salvarte. Puedes pedirle al Señor que te salve con esta sencilla oración: Querido Jesús: Sé que soy pecador y que por mis pecados no merezco ir al cielo, pero creo que moriste en la cruz por mí. Confío en ti para que me salves, pongo toda mi confianza en tus manos. Por favor, perdona mis pecados y ven a mi corazón. Confío en ti ahora mismo. Gracias Señor Jesús por salvarme. Amén.

Si hiciste esta oración ahora la Biblia dice que tienes una mente nueva y esto te hará pensar diferente con respecto a la televisión. Lee la Biblia, ora diariamente y asiste a una iglesia fundamental. La buena noticia es que ahora tienes una vida nueva, una mente nueva.  "El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca." (Lucas 6:45).

por Roland Garlick,
LA ESPADA
P.O. BOX 1360
Mission, TX 78573